Aprendizaje y diversión entre los fogones de s'Ametller

| Eivissa |

Valorar:

Aprendizaje y diversión entre los fogones de s'Ametller

Hay unos 14 niños por actividad. Esta semana aprenden a hacer platos típicos de Semana Santa tanto ibicencos como mallorquines y peninsulares. Foto: DANIEL ESPINOSA

Hay unos 14 niños por actividad. Esta semana aprenden a hacer platos típicos de Semana Santa tanto ibicencos como mallorquines y peninsulares. Foto: DANIEL ESPINOSA

Rosquillas, flaópanadescocarrois y crespells son algunos de los platos que a lo largo de esta semana se van a cocinar en los fogones del restaurante S’Ametller. La chef y propietaria del establecimiento, Marga Orell, lleva años haciendo estos talleres de cocina dirigidos a niños de entre 6 y 12 años, divididos en grupos de 12 a 14 niños.

Esta semana el tema central es la Semana Santa y por ello elaboran platos típicos de la época que se comen no sólo en Eivissa, sino también en Mallorca y en la península. Ayer hicieron rosquillas para almorzar, panades para comer y de postre plátanos rebozados con chocolate y cacahuetes. «Empezamos a las 09.00 horas, cocinamos el almuerzo y a las 11.00 horas nos lo comemos, luego seguimos con la comida y el postre y a las 14.00 horas nos lo tomamos, todo cocinado por ellos mismos», explicó Orell. Así, por ejemplo, el lunes prepararon para comer nidos de espaguetis con huevos que parecían pollitos y para almorzar cocinaron crespells, un plato típico de Mallorca.

A lo largo de la semana harán monas de Pascua, frita de cordero y tortilla de bacalao con patatas, pero lo que más les gusta cocinar a los niños son los dulces. «Cuinat no haremos porque cuando se lo he dicho han puesto una cara... Así que cocinaremos cocarrois de verduras y de postre flaó» indicó Marga, que asegura que a los pequeños sólo les gusta cocinar lo que les gusta comer: «Lo que más les apetece cocinar son galletas y cosas dulces, si les das pescado o garbanzos te ponen mala cara y lo que les encanta hacer son masas y batir huevos», explicó la chef.

Aprenden trucos de cocina

Además, en estos talleres los pequeños aprenden trucos de cocina como el saber cuándo las claras de huevo están a punto de nieve, «tenéis que girar los cuencos boca abajo y si no cae nada es que están a punto de nieve», les decía Orell a los jóvenes cocineros.

Los talleres de Marga suelen estar llenos e incluso tener lista de espera como ocurre ahora. A partir del mes de junio Orell volverá a hacer talleres, esta vez los de verano, que se alargarán los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

 

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.