Amaya Michelena

Amaya Michelena

Como una serie

Como una serie

Enrique Laso se confiesa forofo de Dostoievski, Faulkner, Thomas Mann y García Márquez... Desde luego está muy lejos de escribir como sus ídolos, pero sí logra atrapar la atención del lector en esta trama policíaca.

Una creación entrañable

Una creación entrañable

A veces la maternidad no te convierte en madre. Hay mujeres que tras dar a luz sienten una total indiferencia hacia su bebé. Este libro echa una divertida mirada hacia esos hijos de madres ausentes.

Volvamos a la Edad Media

Los poderosos de hoy ya no son clérigos y aristócratas –aunque aún tienen lo suyo–, sino las grandes corporaciones, la banca y el dinero. Y no se mueve un pelo sin su control. Lo triste es que los que dirigen esta comunidad se dicen socialistas, comunistas, ecologistas y no sé cuántas cosas más que quedan muy bien de cara a la galería. Pero lo que cuentan son los hechos y no las etiquetas.

Manual del ‘bon vivant’

Manual del ‘bon vivant’

Cuando uno ha venido al mundo en plena posguerra, es probable que desarrolle un sexto sentido para disfrutar al máximo de todo lo bueno que la vida puede ofrecer. Luis Racionero, con su voz magistral, lo consigue.

A vueltas con el alcohol

El Gobierno central prepara una ley para frenar el consumo de alcohol entre menores. La ministra del ramo lo adelantó en respuesta a la interpelación de un diputado vasco del PNV, preocupado por el tema.

Tipos de interés: aviso al canto

Una de las obsesiones de Donald Trump antes de ser elegido era la política monetaria de la Reserva Federal bajo el mando de Janet Yellen, designada para el puesto por Barack Obama.

La alcaldesa revanchista

Una ya no sabe si es simple afán recaudatorio, que sería hasta entendible, o por debajo de ciertas actitudes políticas se esconde un odio atroz completamente incomprensible.

La América orgullosa de Trump

En 2013 la compañía sueca H&M decidió que el salario de los obreros chinos de sus fábricas era demasiado alto –alcanza los 300 euros mensuales– y se planteó trasladar la producción textil a Etiopía, un país estable donde un trabajador gana 50 euros al mes.

La niña del botellón

La muerte de una niña de doce años tras emborracharse hasta el tuétano en un botellón de pueblo ha provocado la reacción de toda clase de expertos, que achacan el fenómeno a mil causas que, en el fondo, demuestran lo equivocado del diagnóstico y, por ende, la imposible eficacia del tratamiento.