Joan Escandell

Joan Escandell

Llàgrima de llibertat

El «benestar» químic i la promesa d’una felicitat ràpida i completa és una il·lusió que molt sovint ens enreda, per acabar de manera frustrant en el mateix punt on més endavant ens trobarem de nou encallats.

Intentando vivir en el mundo de hoy

Creo que no hay proyecto o itinerario de vida que no esté marcado por la dificultad en alguna o en muchas de las fases de nuestro camino; todos hemos atravesado, atravesamos y atravesaremos vicisitudes y sufrimiento en nuestro trayecto hacia aquello que deseamos y que creemos que necesitamos y que queremos alcanzar.

Recuperar la capacidad de vivir

De mis reflexiones personales y profesionales sobre las posibilidades y el sentido de la terapia psicológica, pienso que una definición interesante es que esta cuando se lleva adelante de la manera adecuada y durante el tiempo adecuado, posibilita que las personas vivan.

Sobre personas y perros

Es curiosa la intensidad del vínculo que se puede dar entre estos animales y las personas, de hecho puede ser difícil de entender para quien lo ve desde fuera.

La juventud y la muerte

La juventud y la muerte, dos términos aparentemente antinómicos en nuestra vivencia cotidiana. Ser joven generalmente implica encontrase bien de salud (salvo excepciones).

Preparar a los niños para la vida

Hoy quiero comentar, desde el punto de vista de la psicología del desarrollo, como se puede ayudar a nuestros hijos a lidiar y manejarse mejor con las innumerables cambios e incertidumbres que, como a cualquier persona, se les presentarán en la vida.

Fracasa de nuevo, fracasa mejor

A veces es difícil asumir que nuestra existencia está sujeta a diferentes limitaciones en todos los órdenes de la vida. No lo podemos todo, e incluso nuestra vida es finita, e incluso a veces frágil, tal como insisten en recordarnos numerosos acontecimientos a lo largo de nuestra vida.

Lo ideal es enemigo de lo posible

Me gustaría hoy hablar acerca de la cuestión de la idealización, y como a menudo tras de esta se esconde una dificultad importante para poder vivir y acceder a necesidades y a motivaciones más internas y genuinas de uno mismo, que nos hacen más rígidos y nos dificultan poder contactar de una manera más directa con la vida y con nosotros mismos.