Fútbol / Tercera División

Un triunfo fácil y un buen ariete

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Los integrantes del CD Ibiza celebran en el vestuario del Campo Municipal de Esporles la victoria conseguida ayer.

Los integrantes del CD Ibiza celebran en el vestuario del Campo Municipal de Esporles la victoria conseguida ayer.

El CD Ibiza hizo los deberes ayer ante el Esporles. El equipo ibicenco se impuso por 2-4 al colista de la categoría en un partido que ya dominaba por dos goles antes de cumplirse la primera media hora de juego. Este encuentro supuso el debut de Bala, que no sólo marcó, sino que ofreció buenas sensaciones en punta.

El nuevo ariete rojillo dio mucha movilidad al ataque ibicenco. A los diez minutos le anularon un gol por fuera de juego. Posteriormente, el portero se le adelantó tras un buen pase de Dailos y marró un cabezazo casi a placer al igual que poco antes había hecho Colau.

Quien no falló fue Terán. El hispalense mandó a la red un rechace del portero tras un disparo de Bala, que se había quedado solo tras una buena recuperación de Dailos. Era el minuto 23. Dos más tarde, el londinense se estrenó como goleador del CD Ibiza. Ismael lanzó un balón en diagonal para que Nofre entrara como Pedro por su casa hasta casi la línea de fondo y pusiera un centro perfecto para que Bala cabeceara la pelota a fondo de las mallas casi sobre la línea de gol.

En un abrir y cerrar de ojos, el partido se le había puesto muy de cara
De los mallorquines no hubo noticias en ataque salvo un remate de cabeza de Leo que se marchó fuera. La renta de los de José Pérez pudo aumentar en el tiempo de descuento, pero el remate de primeras de Colau se marchó fuera.

Tras el descanso, el CD Ibiza dejó el encuentro sentenciado en un visto y no visto. Javi Gómez, a los tres minutos, hizo el tercero de falta directa. Poco después, en el 53, Terán recuperó la bola por la derecha, se la dio a Colau y recorrió la banda derecha como una bala para acabar batiendo al portero con un disparo cruzado.

A falta de algo más de un cuarto de hora para el final, el colista estrenó su casillero a la salida de un córner por mediación de Héctor. Fue casi sin querer, pues un remate de Gaspar le golpeó en la cabeza y se metió en la portería. El conjunto rojillo pudo hacer la ‘manita’ de penalti, pero el disparo de Ismael lo despejó el portero. Es más, la renta, en vez de ampliarse, se redujo in extremis con un tanto de Raúl.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.