Fútbol / Segunda División B

Can Misses sigue siendo un fortín

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Ilyas celebra el tercer gol.

Ilyas celebra el tercer gol.

Marcelo Sastre

La UD Ibiza sigue sintiéndose a gusto en Can Misses. El equipo celeste sacó adelante su debut como local ante La Nucía, al que superó por 3-0. Davo, en la primera parte, y Goldar e Ilyas, en la segunda, se encargaron de noquear al cuadro nuciero. Con esta victoria, los celestes se sitúan líder en solitario del grupo 3B de Segunda B.

Juan Carlos Carcedo, entrenador unionista, presentó dos novedades con respecto a la jornada anterior. Por un lado, Manu Molina, como era de esperar, ocupó el puesto de Mateo en el doble pivote. La principal duda radicaba en ataque ante la baja por sanción de Ángel Rodado. En teoría, el sitio se lo rifaban Castel y Ekain, quien no entró en la convocatoria por unas molestias físicas. Finalmente, el técnico decidió dar entrada a Fran Grima en el lateral derecho, avanzar a Kike López al extremo derecho y desplazar a Davo al puesto de nueve.

La afición vuelve a Can Misses. La UD Ibiza pudo jugar de nuevo con público en la grada. La entrada estaba restringida a un millar de espectadores y acudieron 900, entre ellos los integrantes de la Penya Pagesa, que mostró una nueva pancarta y entregó la sobrasada al mejor del partido a Davo. Fotos: MARCELO SASTRE

Había una gran expectación por ver a la nueva Udé en Can Misses. Tras la sufrida victoria en la jornada inaugural contra el Atlético Levante (0-1), a base de sacrificio defensivo, la afición, que por fin pudo regresar al templo de Can Misses, quería ver una mejor imagen de los suyos. Sin embargo, la Segunda B es como es y quien esperase algo fuera de lo común se llevó un chasco. Ni los ibicencos ni los alicantinos fueron capaces de hacerse con el control de un partido anodino y sin brillo.

Javi Lara llevó el timón de los suyos desde los primeros instantes, bajando a recibir el balón incluso cerca de los centrales pese a jugar en la media punta. De sus botas nació la primera ofensiva local en una falta que Rubén cabeceó alto. La réplica la dio Agüero con un disparo lejano que Germán repelió a córner al cuarto de hora de juego.

Al filo de la media hora, y poco después de que Hermosa, lesionado, dejara su sitio a Toner, un error del portero en la salida de balón supuso la mejor ocasión del partido. Javi Lara aceptó el regalo, le hizo un traje al central y sirvió el balón a la izquierda para que Davo disparase. El tiro lo despejó el portero y la pelota le llegó a Cirio, cuyo remate sacó la defensa.

En la recta final, Kike López probó fortuna en un par de disparos, pero el que desniveló la balanza fue Davo. El ex del Langreo se cruzó en horizontal el área y lanzó un disparo raso cruzado ante el que nada pudo hacer el portero. Minuto 37 y 1-0 en el marcador. De ahí al descanso, poco que destacar salvo la entrada de Juan Antonio, exdelantero del Formentera, por Soto a falta de cinco minutos.

La segunda mitad no pudo comenzar mejor para los intereses unionistas. Un saque de esquina botado por Javi Lara desde la derecha lo cabeceó Goldar al fondo de las mallas en el corazón del área a los cuatro minutos de la reanudación.

Con dos tantos de ventaja, los de Carcedo ganaron en confianza. Sin necesidad de elaborar grandes jugadas, cerraron espacios ante un cuadro nuciero que no hallaba la forma de hacer daño. Ante tal panorama, César Ferrando decidió gastar su última bala con un doble cambio en el minuto 57. Entraron Damià y Titi por Tavares y Morgado.

Los visitantes estuvieron a punto de meterse de nuevo en el partido en el minuto 67, pero Juan Antonio se encontró con el larguero. Acto seguido, la UD Ibiza realizó sus primeros cambios. Sibo y Karim entraron por Javi Lara y Cirio. El dibujo siguió siendo el mismo, pero las piezas cambiaron de sitio. El extremo sí se ubicó en el mismo puesto que el capitán, pero el ghanés se situó en el doble pivote junto a Manu Molina, desplazando a Javi Pérez a la media punta.

El partido entró en una fase en la que no pasaba nada y eso, con el marcador a favor, favorecía a los celestes, que realizaron otro doble cambio a falta de un cuarto de hora para el final. Castel e Ilyas entraron por Davo y Kike López para ocupar sus mismas posiciones. El panorama no cambió y los minutos pasaron con más pena que gloria hasta que Ilyas, en el 87, decidió poner la puntilla. El extremo recogió un balón largo, partió al último defensa y cruzó la pelota junto a la base del palo para firmar el definitivo 3-0 en un estadio de Can Misses que empieza siendo lo que debe ser: un fortín.

Javi Lara:«Es el caminoa seguir»

Javi Lara considera que «el equipo ha hecho un gran trabajo». «Ha demostrado personalidad y las sensaciones positivas que siempre tenemos en casa. Es el camino a seguir. Intentaremos que fuera también se vean estas cosas», dijo. Sobre su puesto de mediapunta, indicó: «Estoy cómodo. El míster me da libertada para caer a banda y venir a recibir».

Manu Molina: «No se puede pedir más»

Manu Molina se mostró «feliz por haber debutado en Can Misses». «No se puede pedir más tras ganar 3-0 en casa ante la gente que tenemos. Hemos estado muy bien. El equipo ha estado los 90 minutos muy bien y compacto. Hemos marcado tres goles, que en esta categoría es muy difícil. Esperemos ir a más», expuso.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.