Una imagen del partido celebrado el domingo por el CD Ibiza.

0

Desde el Ayuntamiento de Ibiza apoyan la actuación del dispositivo de seguridad, conformado por agentes de la Policía Local de Ibiza y la Policía Nacional respecto al incidente provocado por el C.D. Ibiza Islas Pitiusas al querer acceder a la zona perimetral de seguridad del estadio de Can Misses, a tan sólo unos minutos de la finalización del partido que se estaba jugando, que contaba con una afluencia de alrededor de 4.000 personas, según refleja el Consistorio este martes en una nota de prensa.

En el mismo recuerdan que las calles perimetrales del Estadio de Can Misses cuentan con un dispositivo de seguridad obligatorio siguiendo las indicaciones del Decreto 203/2010 en el que en el artículo 43 indica textualmente que «Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad serán responsables de la protección de los asistentes, participantes y equipos arbitrales, dentro y fuera del recinto deportivo y durante el tráfico hasta y desde el mismo, y adoptarán para ello las medidas que resulten más idóneas, atendiendo a las circunstancias concurrentes en cada caso» y el artículo 17 de la Ley Orgánica de Protección de Seguridad Ciudadana que indica que «Los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad podrán limitar o restringir la circulación o permanencia en vías o lugares públicos y establecer zonas de seguridad en supuestos de alteración de la seguridad ciudadana o de la pacífica convivencia, o cuando existan indicios racionales de que pueda producirse dicha alteración, por el tiempo imprescindible para su mantenimiento o restablecimiento».

El dispositivo de seguridad, acordado a inicio de temporada, está conformado por Policía Local y Policía Nacional y restringe el acceso a vehículos, excepto a residentes en viviendas y con aparcamiento en la zona del Estadio de Can Misses, desde dos horas antes de cada partido que la UD Ibiza juegue como local, en cumplimiento de la normativa anteriormente mencionada, destacan en el escrito.

El CD Ibiza, «6 minutos antes de la finalización del partido que se jugaba en el Estadio de Can Misses y de la salida de las 4.000 personas a la calle, intentó acceder a la zona con dos autobuses de grandes dimensiones. Diferentes agentes de la Policía Local, les informan que en aquellos momentos no podían acceder, dada la peligrosidad que suponía el acceso de los autobuses y distintos vehículos particulares a la zona, a tan sólo unos minutos de la salida de miles de personas del estadio de Can Misses», asegura el ayuntamiento.

En esta misma nota el Consitorio explica que «la Policía Local de Ibiza se encuentra con una situación en la que, portavoces que se identifican como responsables del cuerpo técnico del club C.D. Ibiza, manifiestan actitudes de enfrentamiento con los agentes y verbalizan comentarios como 'que es vergonzoso' o que no se les deja entrar en ese momento 'porque está jugando la U.D', en detrimento de sus supuestos derechos para acceder a la zona perimetral».

Noticias relacionadas

Ante los hechos descritos, la Policía Local de Ibiza, «pide más unidades dada la situación de enfrentamiento de más de una veintena de personas en una actitud hostil hacia los agentes, y disponer de más dispositivos policiales para calmar los ánimos del grupo de personas, de una manera dialogada, y posibilitar de forma coordinada, dado que ya había numerosas personas saliendo del estadio, que los jugadores del C.D. puedan acceder caminando hasta sus vehículos particulares y poder volver a restringir el tráfico lo antes posible», describen desde Vila.

Desde el Ayuntamiento de Ibiza defienden y apoyan «la actuación por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad, que en todo momento fue correcto y conciliadora, para dar solución, de forma segura, ordenada y tranquila en el incidente provocado por el C.D. Ibiza».

En todo momento, el dispositivo de seguridad del pasado domingo, «actuó para velar por el cumplimiento de la seguridad del público que se encontraba en el Estadio de Can Misses y que en el momento del incidente empezaba a abandonar las instalaciones de el Estadio».

Por otro lado, han hecho extensivo el respaldo a «los y las agentes que tuvieron que soportar la actitud amenazante de quienes se identifican como responsables técnicos del club C.D. Ibiza».

Por úlitmo, el Ayuntamiento de Ibiza valora como «muy desafortunadas» las declaraciones del presidente del C.D. Ibiza «insinuando que existe un problema personal con respecto al trato desde el Ayuntamiento de Ibiza hacia su club, dado que conoce la normativa y sabe, al igual que el resto de la ciudadanía, las medidas de seguridad y el esfuerzo de coordinación que requiere el control de acceso al Estadio en el momento de salida de miles de ciudadanos y ciudadanas».