Diop trata de frenar un avance de Riquelme. | David Pérez

0

Mirandés 4

UD ibiza UD ibiza 0

Segunda A | Jornada 40 | 15/05/2022 16:00 | Final

Dolorosa y clara derrota. Eso es lo que sufrió ayer la UD Ibiza en Anduva, donde cayó por un contundente 4-0 contra el Mirandés. El equipo ibicenco comenzó mejor que su rival, pero se marchó al descanso con dos goles de desventaja y no sólo no supo reaccionar tras el asueto, sino que acabó goleado.

Paco Jémez realizó alguna que otra rotación en el once inicial. Germán regresó a la portería; Cifu, al carril derecho; Rubén, al eje de la zaga; Escobar, al lateral izquierdo; Javi Lara, al centro del campo, y Raúl Sánchez, al extremo izquierdo.

El equipo ibicenco salió más centrado al terreno de juego y no tardó en disponer de sus primeras ocasiones de gol. A los seis minutos, Rául Sánchez se escapó de la marca de Camello, se internó en el área y lanzó un latigazo raso que despejó el portero. En el rechace, Ekain no anduvo lejos de cazar la pelota, pero la zaga local se adelantó para enviar la pelota a saque de esquina.

Avisaba la Udé, que no tardó mucho más en dejarse ver por el área rival. La presión alta de Guerrero surtió efecto sobre Óscar Arroyo que perdió la pelota y se la dejó a Ekain. El vasco se quedó solo contra el portero, pero este tapó bien su disparo y evitó con el cuerpo que llegara el primer gol del partido.

El conjunto mirandesista replicó en el minuto 11. Un pase lateral de Riquelme le llegó a Camello al borde del área pequeña, pero llegó tarde al remate y no supo dirigir la pelota al fondo de las mallas. El partido estaba muy vivo, pero con los ibicencos mejor posicionados y más incisivos en ataque. De hecho, no tardaron en volver a gozar de una nueva ocasión de gol, esta vez en un remate de Diop a la salida de un córner.

Noticias relacionadas

Sólo se llevaba un cuarto de hora y el encuentro estaba interesantísimo. Es más, no se necesitó mucho más tiempo para romper el cerocerismo. Y lo hicieron los de Joseba Etxeberria. En el minuto 20, Riquelme se marcó una acción individual espectacular a la contra y definió desde la frontal del área con un zapatazo a la escuadra.

El Mirandés se vino arriba y empezó a encontrar espacios con facilidad, haciendo bastante daño a la UD Ibiza. Camello, en el 26, perdonó un mano a mano contra Germán. Su compañero le reprochaba que no le pasara la pelota cuando estaba libre de marca a su lado. Con todo, el segundo tanto de los locales acabó llegando. En el minuto 33, una jugada iniciada por Camello y prolongada por Íñigo Vicente la culminó Riquelme con un sutil toque con efecto al segundo palo. Golazo.

El equipo de Paco Jémez no halló la forma de recortar distancias. Lo intentó en una chilena de Ekain y un disparo de Raúl Sánchez, pero se acabó marchando al descanso con esa desventaja de dos tantos.

La reanudación
Tras el asueto, el juego bajó en cuanto a intensidad. La Udé no conseguía hincar el diente a su rival y Paco Jémez decidió jugar con una defensa de tres y apostar más por el ataque. Lo hizo en el minuto 55, con la introducción de un triple cambio: Davo, Miki Villar y Gálvez por Diop, Raúl Sánchez y Cifu.
Esta vez, el cambio táctico no surtió efecto. De hecho, en el 63, el Mirandés sentenció el partido. En una acción muy bien trenzada, el cuadro de Joseba Exteberria encontró la forma de romper la zaga visitante y Meseguer marcó a placer tras un buen servicio de Riquelme desde la izquierda.

El daño fue mayor incluso. A falta de un cuarto de hora para el final, Garrido cabeceó a la red un saque de esquina para subir el 4-0 al luminoso.

La UD Ibiza estaba muy tocada. Tuvo alguna ocasión puntual, pero no muy clara. También tuvo las suyas el equipo mirandesista, pero no aumentó su goleada. Así pues, el marcador ya no sufrió más cambios y la UD Ibiza acabó sufriendo su tercera mayor derrota de la temporada, sólo superadas por los 5-1 sufridos en Cartagena y Girona.