La entrega de una paella al personal de Can Misses, en imágenes (Arguiñe Escandón).

Arguiñe Escandón
1 / 18