Entrevista | Antoni Real | Presidente del Col.legi de Farmacèutics de les Illes Balears

«La experiencia nos avala para hacer test de covid en farmacias»

Confía en que las pruebas de autodiagnóstico puedan estar pronto disponibles

| Palma |

Valorar:
El presidente de la entidad defiende que las farmacias han jugado un papel asistencial de primer orden.

El presidente de la entidad defiende que las farmacias han jugado un papel asistencial de primer orden.

S.M.

El presidente del Col·legi de Farmacèutics de les Illes Balears, Antoni Real, analiza la función que han desempeñado las farmacias y el personal farmacéutico en primera línea, al lado de los ciudadanos, resolviendo las dudas de los pacientes, especialmente de los crónicos, en esta pandemia. Un papel que no ha sido suficientemente valorado, seguramente, y que según este colectivo, podría ser todavía mayor, colaborando, por ejemplo, con los tests de detección del virus de la covid-19 entre la población.

Las farmacias han tenido desde el principio un papel clave, sobre todo, por su accesibilidad, como establecimientos abiertos a consultas de ciudadanos y pacientes.
—Las farmacias han tenido un papel asistencial de primer orden, a nivel sanitario y desde el ámbito social. Desde el inicio, sin ni siquiera medidas de protección suficientes, hemos desempeñado esta función como uno de los puntos principales donde los pacientes acuden para consultar sus problemas de salud o a pedir información. En lo que se refiere al abastecimiento de fármacos, durante el confinamiento colaboramos en la distribución con distintos colectivos, Creu Roja, la asociación de pacientes contra el cáncer o fuerzas de seguridad, para que ningún paciente, especialmente los más vulnerables, se quedara sin su medicación. Y también a nivel tecnológico nos adaptamos de una forma muy rápida y eficaz para poder llegar a la población, sobre todo, a través de llamadas de teléfono, que fue una forma muy accesible para que pudieran realizarnos sus consultas. Creo que lo conseguimos, y al menos, la Organización Mundial de la Salud, OMS, lo ha dejado claro, destacando el rol esencial que tuvieron las farmacias durante aquella primera ola de contagios.

Por proximidad con los pacientes, ¿cómo cree que está afectando esta situación sanitaria a los crónicos, con menos posibilidad de acceso a los centros de salud? ¿Detectan una disminución de la adherencia a tratamientos?
—Los tratamientos farmacológicos han llegado, podemos decir, que al 99,9 por ciento de los pacientes. Pero es verdad que, debido a las circunstancias, han quedado afectados otros problemas de salud, como la diabetes o los cardiovasculares, los psicológicos o psiquiátricos. Son patologías que siguen existiendo, más allá de cómo está afectando al sistema sanitario la covid-19, y por nuestra parte, trabajamos para que nos se abandone ningún tratamiento.

¿Farmacias y personal farmacéutico podrían tener un papel más destacado en la lucha contra la covid-19? El congreso de farmacia comunitaria celebrado estos días ponía sobre la mesa una falta de reconocimiento por parte de la Administración.
—Nosotros hemos destacado ya esta falta de reconocimiento por parte de las autoridades sanitarias. Si bien es verdad que a nivel internacional este papel ha sido mucho más valorado, y algunas voces han destacado que se tendría que contar más con los farmacéuticos y las oficinas de farmacia. En Menorca, se realizan a diario unas 5.000 visitas a estos establecimientos, un número que aumentó de forma considerable para consultas durante el inicio de la pandemia y en el primer estado de alarma.

¿Abogan por hacer en las farmacias PCR o test rápidos de antígenos de covid-19? ¿Cree que se podría encontrar una forma para poder realizarlos de forma coordinada con la Conselleria de Salut?
—En esta petición, nos avala la experiencia en pruebas para detectar otros virus y patologías, como VIH o de cáncer de recto y colón, donde existe un protocolo para que puedan hacerse en farmacias. Sobre todo, teniendo en cuenta que ya empieza a haber tests de antígenos bastante eficaces y más rápidos. Y a pesar de que no existe todavía ningún test de autodiagnóstico, sino que todavía son pruebas in vitro, que se tienen que determinar y procesar en laboratorios. Es más, en Ourense, debido a las circunstancias especiales en esta provincia, las farmacias ya hacen tests de antígenos para detectar la covid-19.

¿Podríamos llegar pronto a los tests de autodiagnóstico? Una revista científica destacaba el avance que supondría para proteger a la población de riesgo poder realizar en casa de forma habitual estos tests, comprados en farmacias.
—Está claro que por parte de la industria farmacéutica se conseguirá que estos tests de autodiagnóstico estén pronto disponibles. El inconveniente principal es que la covid-19 es una enfermedad de declaración obligada, y esto enlentece el proceso, que está pendiente de toda una normativa a su alrededor. Actualmente, además, otro inconveniente para llegar a esta situación de autodiagnóstico es que estos tests no dan un resultado tan fiable como una prueba PCR o una serología. Pero creo que, con el tiempo, estos tests de autodiagnóstico, si se hacen en condiciones, podrían ser algo positivo para detener la propagación de la enfermedad.

Hay otra pregunta obligada, y es sobre la vacuna de la gripe, con el miedo en esta campaña a que esta enfermedad confluya con la covid-19. ¿Están notando mayor demanda, pese a las limitaciones que han tenido las farmacias este año en el número de unidades?
—Notamos especialmente una mayor demanda de información sobre la vacuna de la gripe. Colaboramos en línea con lo que dicen las autoridades sanitarias internacionales, nacionales y autonómicas, cuya consigna este año es llegar con la vacuna al 75 por ciento de la población de riesgo. Consideramos que las farmacias deberían disponer de más vacunas, puesto que sería otro punto de distribución para llegar a este objetivo. Sobre todo, teniendo en cuenta, en el caso de Menorca, el número de afiliación a seguros privados, y que, por tanto, con esta cobertura se podría llegar a más gente. Este año, no obstante, no será posible, ya que las administraciones han hecho acopio de prácticamente todas las unidades de vacunas del mercado.

¿El colectivo de farmacias y farmacéuticos de Menorca les ha trasladado alguna demanda particular?
—Desde nuestra entidad estamos muy orgullosos de la respuesta que han tenido las farmacias y los farmacéuticos de Menorca, así como de la labor realizada por la Cooperativa Farmacéutica de Menorca, Cofarme, que no ha dejado de suministrar ningún medicamento. Las reivindicaciones o peticiones de la Isla van en sintonía con las de toda la comunidad. Hay también cierta demanda y preocupación para que estos tests de detección del virus de la covid-19 se puedan autorizar en las farmacias, como establecimientos sanitarios que son.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.