La víctima de las vejaciones de Manacor perdió 65.000 euros por su ludopatía

El hombre, que ha sido ingresado en un centro tutelado, sufre además una gran adicción al teléfono móvil

| Palma |

Valorar:
El hombre, en una de las imágenes difundidas de sus castigos.

El hombre, en una de las imágenes difundidas de sus castigos.

La víctima de las vejaciones y torturas de Manacor perdió más de 65.000 euros por culpa de su ludopatía. El núcleo más próximo al discapacitado apunta que «se fundió» el dinero que recibió en dos herencias en juegos de póker on line.

Fuentes próximas a la víctima a las que ha tenido acceso Ultima Hora han confirmado a este periódico que, hace unos años, recibió un importante porcentaje de dos viviendas familiares recibidas en herencia y se lo vendió a un primo suyo. El dinero que consiguió de la venta, unos 65.000 euros, lo perdió de forma íntegra en juegos de azar, adicciones y en pagos para sus macabros concursos sadomasoquistas y travestismo.

«A todos nos ha contando que pagaba entre 200 y 500 euros a chicas para que lo vistieran de mujer y lo sacaran a pasear por la calle», apuntan desde su núcleo más cercano personas que le han prestado su ayuda en los últimos meses.

El pasado viernes, tras someterse a una prueba PCR de COVID-19, el perjudicado, que padece una discapacidad intelectual del 38 por ciento, ingresó en un centro tutelado gracias a la gestión personal que realizó la consellera d’Afers Socials del Govern balear, Fina Santiago. La implicación de la política fue máxima desde un primer momento, y su afán por ayudar ha sido muy valorada en el entorno de la víctima.

Tatuajes

Por otra parte, pasados unos días y examinadas con profundidad las heridas, los profesionales han descubierto que los tatuajes se están eliminando de forma natural.

Resulta que las improvisadas tatuadoras los realizaron con tinta de bolígrafo no permanente, y las máquinas utilizadas no eran profesionales. Por ese motivo, transcurridos unos días, el nivel de graduación del tatuaje se ha visto muy deteriorado. Esto es una buena noticia para el perjudicado dado que su eliminación resultará mucho más fácil y rápida que lo estimado en un principio.

Durante todos estos días, debido a la gran adicción que tiene a su teléfono móvil, la dirección del centro tutelado donde se encuentra recluido tuvo que aplicarle una sedación y aplicarle una medicación muy fuerte. Su entorno, la familia y las personas que le aprecian apuntan de forma unánime a que se trata de una persona muy inteligente, pero enferma.

Por ese motivo, apuntan que llegarán hasta donde tengan que llegar hasta conseguir que las instituciones se hagan cargo, lo ingresen en un centro psiquiátrico y le ayuden.
Desde el año 2018, según mostraba él mismo con su teléfono móvil, había organizado más de una veintena de concursos de índole sadomasoquista y travestismo. En su terminal guarda toda la documentación e historial de los anuncios, conversaciones e incluso llamadas que realiza. Para ello tiene instalado un programa de grabación de llamadas.

El mismo discapacitado mostró a varias personas de su entorno el registro de llamadas y conversaciones de los días en los que supuestamente había estado secuestrado. Durante ese periodo de tiempo el perjudicado les reconoció que le permitieron realizar seis o siete llamadas a sus amigos de la Falange Española, Foro Baleares, Baleares en Acción y salir a pasear de forma libre por Manacor durante unas horas. También reconoció que lo hizo todo porque tenía miedo: no disponía de dinero para pagar por los servicios pactados y que habían cumplido.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.