Las farmacias de Ibiza y Formentera iniciaron este viernes la venta de test de antígenos sin receta tras la aprobación de esta medida en el BOE. Estas pruebas, altamente demandadas a lo largo del día, permiten diagnosticar el coronavirus sin necesidad de que intervenga un profesional sanitario. | Marcelo Sastre

11

Ya es oficial: todas las personas incluidas en la población diana de Balears, es decir, de más de 12 años, pueden solicitar desde este viernes cita para vacunarse contra la COVID-19. La Conselleria de Salut habilitó este viernes y hasta el próximo 3 de agosto, hasta 86.869 huecos en los 116 puntos de vacunación de las Islas, la comunidad es la segunda tras el País Vasco en abrir la campaña a franjas tan jóvenes.

La intención siempre ha sido la misma: llegar al 70 % de la población vacunada con la doble pauta el próximo mes. Además ahora, se pretende que llegar al inicio del curso escolar a partir de Secundaria de forma más segura, así como evitar al máximo los contagios y cuarentenas en los campus de verano. «Hemos pensado que era un momento idóneo, ya sea por la afectación en esta edad, porque son vehículos de transmisión y se contagian en actividades de verano, y para que estén inmunes antes de empezar el curso», explicó la consellera de Salut, Patricia Gómez.

Se estima que en las Islas hay alrededor de 48.600 personas en esta franja de edad, sin embargo hay que recordar que las nuevas autocitas del sistema BitCita son para todo el mundo nacido a partir de 2009. De hecho se anima a las franjas más avanzadas, que todavía no se han inmunizado, a que hagan lo propio «por un beneficio colectivo».

Balears está liderando la vacunación entre la gente joven pero va a la cola en las franjas de edad más avanzada. En el cómputo global hay 585.909 personas con la doble pauta, lo que supone el 56,6 % de la población diana.

La consellera confirmaba este viernes que en las Islas se trabaja para que en un futuro el pasaporte COVID pueda servir de acceso a grandes acontecimientos, sin embargo explicó que la normativa europea obliga a los estados miembros a regular su uso más allá de la movilidad entre países de la Unión. «De lo que somos partidarios es de, en vez de restringir, pedir la doble vacuna o certificado de haber pasado la enfermedad para ir a grandes eventos. Si no podemos poner el certificado COVID, veremos con qué figura legal hacerlo».

Pediatras

Los menores de entre 12 a 16 años deben acudir acompañados de un tutor legal (que deberá acreditar su condición) al punto de vacunación elegido. Y aunque se quede en una recomendación, también sería lo óptimo para los adolescentes de 16 y 17 años.

Noticias relacionadas

En esta edad hay otros factores a tener en cuenta, las otras vacunas. A los 12 años hay que inmunizarse contra la varicela, cuatro cepas de neumococo y el virus del papiloma humano (sólo obligado en niñas aunque recomendable también para los varones). A los 14, por su parte, se pone la vacuna del tétanos y la difteria.

«Teóricamente no hace falta esperar para ponerse la vacuna de la COVID si se han puesto alguna de estas otras pero por precaución estaría bien dejar entre una semana o 15 días», explica el pediatra Edelmiro Vergés, miembro de la Sociedad de Pediatría Balears (SOPEBA) y del comité de vacunas de Balears.

Por otra parte, como en estos momentos hay más riesgo de contagio por COVID-19, el experto recomienda priorizar este suero a los demás, que «se pueden posponer dos semanas sin problema», dice.

Y es que, advierte, durante la pandemia se han reducido muchísimo las enfermedades infecciosas, «los neumococos y el meningoco están desaparecidos en combate», asegura.

Tercera dosis

Por último, la consellera de Salut explicó que Balears está pendiente de los estudios de las diferentes compañías para saber si es necesaria una tercera dosis de la vacuna contra la COVID. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, apuntaba desde el Ministerio la necesidad de inocular una tercera dosis, y no descartaba repetir la pauta de forma anual, atreviéndose a ir más allá de la posición oficial de la agencia reguladora europea.

Patricia Gómez advertía por su parte que todavía es pronto. «La vacunación empezó en enero, hace relativamente poco y hay estudios que dicen que la inmunidad puede durar años. La tercera dosis podría ser sólo para los más vulnerables».