la mayoría de las bajas civiles fueron causadas por el uso de armas explosivas de «amplia área de impacto». | Reuters

0

Más de 1.700 civiles ucranianos han muerto y más de 2.300 han resultado heridos como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania, según el último balance actualizado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, publicado este sábado. «Desde las 4.00 horas del 24 de febrero, cuando comenzó el ataque armado de la Federación Rusa contra Ucrania, hasta las 0.00 horas del 8 de abril, el Alto Comisionado ha registrado 3.893 bajas civiles en Ucrania: 1.766 muertos y 2.383 heridos», según el informe. Los fallecidos han sido identificados como 452 hombres, 284 mujeres, 43 niños y 27 niñas, así como 69 niños y 891 adultos pendientes de identificación.

Los heridos han sido identificados como 272 hombres, 206 mujeres, 45 niñas y 44 niños, así como 126 niños y 1.602 adultos pendientes de identificación. Por zonas de control, Naciones Unidas estima 1.696 muertos y 2.114 heridos en territorio todavía controlado por el Gobierno ucraniano, contando los 560 muertos y 944 heridos en las zonas bajo su control de las disputadas regiones de Donetsk y Lugansk, en el este del país. En el área bajo control de las milicias de estas autoproclamadas repúblicas, la ONU ha constatado 339 bajas (70 muertos y 269 heridos). Naciones Unidas apunta que la mayoría de las bajas civiles fueron causadas por el uso de armas explosivas de «amplia área de impacto», a través de artillería pesada, el uso de plataformas de cohetes, así como ataques aéreos.

La ONU apunta que las cifras reales «son considerablemente más altas, especialmente en el territorio controlado por el Gobierno y especialmente en los últimos días», debido a que falta información de algunos lugares donde se han producido intensas hostilidades y muchos detalles de las bajas «aún están pendientes de corroboración». Naciones Unidas también «toma nota» del informe de la Fiscalía General de Ucrania, según el cual hasta las 8.00 (hora local) de este 9 de abril, 176 niños habían muerto y 324 habían resultado heridos.