Editorial

Posidonia: una prohibición imprescindible

Eivissa |

Valorar:

El Consell de Govern aprobó este viernes el decreto sobre la conservación de posidonia oceánica en Baleares, que prohibirá el fondeo de embarcaciones con carácter general. Se trata, como dijo el conseller Vicenç Vidal, de una medida pionera a nivel europeo, que afectará a una extensión de 650 kilómetros cuadrados en Balears. Las sanciones pueden oscilar entre los 100 y los 450.000 euros. Se trata, sin duda, de una medida que puede proteger definitivamente las praderas de posidonia de la costa balear, si bien harán falta medios para poder realizar los controles y aplicar las sanciones pertinentes.

Necesidad.
Nadie discute que la protección de la posidonia merecía nuevos avances y Balears debe asumir un rol muy proteccionista porque se trata de una comunidad donde el medio ambiente tiene una importancia vital. Y con este nuevo decreto se establece la prohibición de fondear sobre posidonia con carácter general, algo que no existía hasta ahora, como recordó Vicenç Vidal durante su presentación. Antes, como destacó el conseller, las normas eran confusas y aplicar sanciones, mucho más. Con este nuevo decreto se establece, por lo tanto, un régimen sancionador claro y todo aquel que fondee impunemente sobre posidonia será multado convenientemente.

Los interrogantes.
Como en todas las normas que se aprueban hay un gran interrogante: ¿Habrá suficientes barcas para controlar que las embarcaciones cumplan a rajatabla la prohibición de fondear sobre posidonia? ¿Se podrá inspeccionar de forma efectiva la costa balear para confirmar que se está cumpliendo la prohibición? A partir de ahora el Govern tiene mucho trabajo por delante porque todos sabemos las dificultades que ha habido cada verano para poner en marcha las lanchas de vigilancia de la posidonia en ses Illetes, por ejemplo, y lo difíciles que son los trámites para controlar estos servicios, además de las quejas de cada temporada por parte del Consell de Formentera por no contar a tiempo con las embarcaciones que vigilan a los barcos infractores. Esperemos que con el nuevo decreto también se agilice la gestión de estas lanchas de vigilancia. Es imprescindible.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.