El Govern debe implicarse en el Palacio de Congresos

Ibiza |

Valorar:

El presidente del Consell d’Eivissa y anterior alcalde de Santa Eulària, Vicent Marí, aprovechó ayer la fugaz visita de la presidenta Francina Armengol al estand propio de Ibiza en FITUR para recordarle los compromisos que tiene el Govern balear con la isla de Ibiza en materia de financiación, que no son pocos. En este caso, con la segunda fase del Palacio de Congresos de la isla, ubicado en el municipio de la Villa del Río. Esta infraestructura lleva esperando más de una década a que se concluya la segunda fase para así darse por acabada. Así, lo que actualmente está construido, y que corresponde a la primera parte del proyecto, está formado por un salón de actos con 437 butacas y dos salas polivalentes. Con tal de desencallar esta situación, Marí se comprometió ayer ante Armengol a presentarle una propuesta de refinanciación concreta, adaptada a la realidad actual. Así, quedaron en que se reunirán el mes que viene para abordar en un encuentro monográfico el relanzamiento de la segunda fase.

Financiación.
El Govern debe colaborar en la financiación de esta necesaria infraestructura turística para Ibiza. No se entendería, además de ser profundamente injusto, que el Ejecutivo balear, que representa y ampara a todas las islas, haya financiado parte del Palacio de Congresos de Palma y no lo haga con el de la pitiusa mayor. En este sentido, cabe recordar que el de Palma costó 100 millones pagados entre el Govern y el Ayuntamiento de Palma y que no colaboró el Consell de Mallorca.

Realidades.
Mientras Ibiza sigue esperando después de diez años a dar por concluida la segunda fase del Palacio de Congresos, el de Palma inició las obras en 2008, se inauguró en 2017 y desde entonces está siendo explotado por Meliá y compitiendo con Ibiza por captar turismo MICE. En este sentido, no hay que olvidar que las Balears compiten turísticamente entre sí. Instituciones y empresarios ibicencos deben unir esfuerzos para exigir al Govern que invierta en el Palacio de Congresos y así poner fin a este agravio comparativo con la mayor de Balears.