Editorial

Un positivo paso sobre las vallas ilegales

Valorar:

La medida acordada ayer por unanimidad por la Asociación del Ocio de Ibiza, entidad que agrupa a las principales discotecas y beach clubs de la isla, de retirar la publicidad que venía insertado en las vallas que el Consell d’Eivissa catalogue ilegales supone un espaldarazo a la política emprendida por el presidente de la institución Vicent Marí. Se trata de una reacción histórica que debe ser aplaudida de un sector que en el pasado ha sido objeto en demasiadas ocasiones de críticas por su escasa sensibilidad con los intereses generales de la isla. Se trata de un actividad económica muy importante, que genera numerosos puestos de trabajo y riqueza que, sin embargo, no está exenta de disfunciones, que en los últimos años está haciendo, principalmente a través de la Asociación del Ocio, un notable esfuerzo para normalizar sus relaciones con el conjunto de la ciudadanía.

Mejorar la imagen y la marca de Ibiza.
La medida supone que las principales discotecas y beach clubs de la isla pondrán su granito de arena para mejorar la imagen de la isla y contribuir a reforzar el valor de la marca Ibiza. Es de esperar que el resto de empresas del sector que no forman parte de la asociación se sume a la medida, tal como reclaman desde el Ocio. La mejora de la convivencia y de la imagen de la isla debería ser un objetivo común al que todo empresario con un mínimo de sentido de la responsabilidad social debería sumarse. Esta medida llega después de la lógica reincorporación del ocio a las políticas de promoción turística oficial y al reestablecimiento de las relaciones entre el Consell y este importante sector, tal como se demostró en la pasada feria de Fitur.

La pelota está en el Consell d’Eivissa
Ahora el Consell d’Eivissa, que había solicitado esta medida tanto en reuniones como en una carta, debe indicar en el menor espacio de tiempo posible cuáles son los soportes que inclumplen la Ley de Carreteras y el PTI para que las empresas anunciantes y los comercializadores de los mismos puedan adaptarse de forma inmediata a la normativa.