Editorial

Medidas necesarias para frenar el coronavirus

Valorar:

La Conselleria de Salud informó ayer que en Baleares hay un total de nueve brotes activos por coronavirus, tres de ellos detectados esta misma semana en Mallorca y uno en Ibiza. Presentan la coincidencia de que se han producido en el ámbito familiar y entre los tres nuevos repuntes suman un total de 14 contagiados. Las autoridades sanitarias dirigen su atención en los encuentros familiares al haber sido el vector de transmisión en doce de los trece contagios grupales por la COVID-19 en el archipiélago. El principal riesgo que entrañan estos casos consiste en que los positivos se diseminen fuera del núcleo familiar y se transformen en transmisiones comunitarias, lo que implicaría nuevos episodios de propagación de la pandemia. A estos brotes familiares hay que añadir las aglomeraciones de gente que puedan producirse en las fiestas ilegales o bien en botellones en la calle.

Uso obligatorio de mascarilla.
El Govern apuntó ayer, a través de la directora general de Salut Pública, Maria Antònia Font, que decretará el uso obligatorio de la mascarilla en Balears, medida de prevención que a partir de hoy también será de aplicación en Catalunya. La Generalitat, que quiere reducir la transmisión comunitaria y combatir la relajación social, impondrá sanciones de cien euros a todos lo que circulen sin la mascarilla.

Proliferación de fiestas ilegales.
En este contexto, el Goven balear anunció ayer a los consells y ayuntamientos la promulgación de un decreto para frenar las fiestas ilegales y establecer un marco normativo que frene las conductas incívicas que ponen en peligro a la ciudadanía. Después de lo ocurrido (como las fiestas de Sant Joan de Ciutadella, la fiesta ilegal en Amnesia o bien la fiesta ilegal en una villa del norte de la isla), es imprescindible fijar criterios de coordinación entre los municipios, la delegación del Gobierno y el Govern para la actuación de la Policía Local, la Policía Nacional y la Guardia Civil en los espacios públicos. Los protocolos sanitarios para impedir la propagación de la COVID-19 deben aplicarse a rajatabla.