4

La situación se repite: el día amanece nublado, con lluvia y mal tiempo y la ciudad de Ibiza se inunda de coches hasta sufrir un auténtico colapso circulatorio. Turistas y residentes ayer se tuvieron que armar de paciencia para acceder y salir de la ciudad, así como para encontrar aparcamiento. No estaría de más que el Ayuntamiento de Eivissa, en vista de que siempre pasa lo mismo, regulara los accesos y rotondas con policías locales, por ejemplo.

Limitar las capturas de ‘raors’, una buena iniciativa

La temporada de raors ya ha empezado y este domingo pasado fueron muchos los ibicencos que se lanzaron al mar en busca de este preciado pez. Para no sobrexplotar el mar y dejar que se recupere esta especie, el Consell d’Eivissa estableció un sistema que limita las capturas a 50 ejemplares por persona y 300 por embarcación al día, una medida muy aplaudida por los aficionados a la pesca y que permite, a su vez, la recuperación de la especie.