0

El sector primario de las Pitiusas dice basta

Que unas 300 personas saliesen a la calle en Ibiza en contra de la Ley de Bienestar Animal demuestra la poca sensibilidad de la clase política a la hora de plantear propuestas legislativas de calado que tienen consecuencias, especialmente para las tradiciones de Ibiza. Esta ley tiene aspectos que son realmente absurdos, como que los dueños de una mascota deban sacarse un título, pero además la cría del ca eivissenc corre peligro. Aún están a tiempo de parar esta ley innecesaria.

La saturación no puede atribuirse a los hoteleros de Ibiza

Con los datos en las manos parece claro que la saturación de la que se habla este verano en Ibiza no puede atribuirse a los hoteleros. Si las plazas legales han bajado, el número de turistas que acuden a establecimientos reglados tiene forzosamente que ser menor. Por lo tanto, el problema de saturación debe centrarse en la oferta ilegal, que sigue sin un control efectivo pese a los esfuerzos que se han hecho en los últimos años. Es ahí donde hay que actuar con mas decisión.