OPINIÓN | Mariano Planells

La peligrosa euforia de Ibiza

| Eivissa |

Valorar:

En el año 2007 las Pitiusas se sumergieron en una crisis histórica que derivó en una fase depresiva que duraría hasta 2011 al menos. A finales de 2010 los saharauis iniciaron las revueltas de El Aaiún y casi de inmediato la rebelión de Túnez. Las primaveras árabes rompieron moldes y expectativas en una oleada de ciego optimismo en los países occidentales. Quieren democracia, decíamos ingenuamente, quienes en aquel momento ignorábamos que la mano negra y el dinero de Soros estaba rompiendo el statu quo mediterráneo con fines muy oscuros.

A la vista están los resultados, pero para Ibiza significó una bendición. Todos aquellos millones de turistas que solían veranear en los países ribereños salían en estampida y no tuvieron más remedio que recuperar el socorrido recurso de las Baleares y las costas españolas.

Estamos ante un fenómeno artificial, basado en razones externas y coactivas, pero ¡qué más da! El turismo regresaba al Archipiélago, tras una larga fase de abstinencia. Así llevamos casi siete años, lo cual nos nos ha rebotado el ánimo. De aquella depresión hemos pasado a la fase eufórica maníaca. Los hoteles rebosan, las casas de campo y los apartamentos no dan abasto.

Quien ha querido deshacerse del negocio lo ha tenido fácil y bien remunerado al subirse a la curva ascendente de la economía local, como la venta del Pachá al fondo Trilantic, y la de otros muchos hoteles y discotecas que suelen cambiar de manos cada par de años.

También el común de los mortales pide licencias y emprende reformas y obras nuevas. Aumenta un 65% los visados para vivienda. Se rescatan antiguos megaproyectos. Todos quieren apuntarse al carro ganador.

Pero recuerden: Ibiza, Baleares, son una gran burbuja que estallará.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Vicent
Hace un año

Muchos somos los que nos marchamos de la isla porque ya no nos gusta cómo ha cambiado. Ibiza cada año rompe récords pero pierde en calidad de vida y de calidad de gente que vive aquí. Ibiza se ha convertido en una fea mezcla entre Miami y Marbella y ha perdido su alma. Quién te ha visto y quién te ve. Por mi parte no digo a dónde me marcho, no sea que se llene también.

Valoración:2menosmas

Fan
Hace un año

Tiemblo solo de pensar en este próximo verano ya a apunto de llegar. Veremos a donde nos conduce el "éxito"

Valoración:2menosmas

Alberto
Hace un año

Tenga en cuenta que este éxito ahora amenaza con matar a la isla!!! El delicado equilibrio ecológico de Ibiza no puede soportar todo este turismo masivo.

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1