Opinión / Juan Carlos Rodríguez Tur

El hombre de las mil caras

|

Valorar:

Todos cambiamos de opinión, evolucionamos y, tras un proceso de raciocinio, adoptamos nuevas convicciones, lo cual demuestra salud intelectual. Sería muy triste y preocupante tener opiniones inmutables, dado que ese hermetismo mental pone de manifiesto una severa incapacidad de escuchar y aprender. Cosa distinta es carecer de convicciones y adaptarlas al contexto para satisfacer a un perfil de elector o a un grupo parlamentario con el fin de conseguir su apoyo. Exactamente esto último es lo que está haciendo Pedro Sánchez a fin de superar su investidura. Es completamente lícito negociar y acordar, pero produce un profundo bochorno observar como Sánchez ha pasado de morder la yugular del líder de Unidas Podemos en una pugna por el liderazgo de la izquierda a deshacerse en alabanzas hacia él para vendernos que el inminente gobierno de coalición será toda una travesía de amor y flores. Gracias al líder socialista, Pablo Iglesias ha pasado de ser una articulación más del chavismo a convertirse en un hombre de Estado; de representar el populismo bolivariano a ser la segunda cabeza de un gobierno bicéfalo; de quitarle el sueño a meterle en su cama del Consejo de Ministros. Todo apunta a qué para conseguir los votos de ERC, Sánchez también aparcará su promesa de tipificar en el Código Penal la convocatoria ilegal de un referéndum o la beligerancia con la que aseguraba (sin ser competente para ello) que los líderes independentistas sentenciados cumplirían “íntegramente” con la condena, todo ello como un guiño seductor a Gabriel Rufián. España debe salir del bloqueo y es positivo que tras 6 meses de retórica hayan pasado a la praxis y en 48 horas consigan algo de lo que fueron incapaces, pero el país merece un presidente creíble, no un hermano Marx.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Sinclair Sinclair
Hace 5 meses

Potser aquest país sí es mereix un "hermano Marx": tota una vida de dictadures, repúbliques fallides, democràcies que com tals només tenen es nom, intoleràncies i eliminació dels que no pensen com tu, no són fruit de la casualitat. Cada poble té el govern que es mereix. Que s'ho facin mirar.

Valoración:-3menosmas

Podemita
Hace 5 meses

Lo curioso es que él puede decir lo que le viene en gana pero como tú digas algo en contra el comentario es eliminado. Muy democrático todo

Valoración:3menosmas

Gil Robles
Hace 5 meses

Vaya, el "tenor" se nos está radicalizado, representante bolivariano? Articulación chavista? Esas afirmaciones están basadas en algún tipo de estudio? Más bien parecen percepciones personales de un cantante que debería hacerse más enjuagues bucales y más claritas de huevo... para las cuerdas digo...

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1