Una jarra de cerveza. | Pixabay

0

Para combatir el turismo de excesos, el Govern, sin pedir a nadie en Ibiza su opinión, ha puesto en marcha la campaña Stick with your mates con el fin de evitar que parte de los turistas británicos se beba hasta el agua de los floreros cuando viene a la isla. El objetivo, no nos vamos a engañar, es positivo. Lo que sorprende es que Iago Negueruela, conseller de Turismo, dé por hecho el apoyo de las instituciones y empresarios ibicencos a esta campaña basándose en que, hace dos años, dieron su visto bueno a la Ley de Excesos. Esto le ha bastado para no preguntar a nadie en la isla qué les parecía poner en marcha una acción que mucho me temo servirá de poco.

Más sorprendente resulta la presencia del conseller autonómico de Vivienda y Movilidad, el socialista Josep Marí Ribas Agustinet, en la presentación de la campaña, ayer en Sant Antoni. Agustinet, que yo sepa, no gestiona nada relacionado con el turismo. Tampoco con la seguridad. Ni siquiera con los balcones. Podría pensar que estaba como florero, pero me da la impresión de que, mientras los ciudadanos de a pie pensamos en cómo llegar a fin de mes, los políticos de la izquierda tienen ya la vista puesta en la cita con las urnas de mayo de 2023. Y como que Agustinet aspira a suceder a Vicent Marí al frente del Consell (Dios no lo quiera), toca pasearlo de arriba a abajo para que el ciudadano medio deje de relacionarlo con gestas como la de los apartamentos Don Pepe. Imagino que la consigna es la que también dirigen a los británicos, keep it together. O, como decía Guerra, el que se mueva no sale en la foto.