El colegio Mestre Lluís Andreu de Formentera tendrá un aula UECCO el curso que viene

| Formentera |

Valorar:
preload
El aula prefabricada que tiene el colegio actualmente y que no está completamente integrada.

El aula prefabricada que tiene el colegio actualmente y que no está completamente integrada.

08-05-2017 | David Setbetes
El colegio Mestre Lluís Andreu de Formentera tendrá un aula UECCO el curso que viene

Un aula UEECO es un aula dentro de un colegio creada específicamente para ayudar a niños con necesidades educativas especiales. Este espacio está ideado para permitirles desarrollarse de manera más completa gracias a un trabajo más personalizado y adaptado a ellos. No hay un currículum establecido, son los propios niños los que lo marcan, ya que dentro del aula hay niños con diferentes capacidades.

En la actualidad, en Formentera sólo existe un aula de este tipo situada en el CEIP Mestre Lluís Andreu de Sant Francesc, que acoge a un total de cuatro alumnos. Según Neus Masdeu, directora del centro, «se trata de un aula prefabricada, que aunque se conserva en bastante buen estado, carece de sanitarios, que son obligatorios según la actual normativa, y está separada del edificio de obra, cosa que dificulta tanto la integración de estos escolares con el resto de grupos de la escuela como sus necesidades básicas». Por esta razón, hacía ya varios cursos que se pedía la construcción de un nuevo espacio más integrado en el colegio, petición que finalmente ha recibido el visto bueno de la Conselleria d’Educació del Govern, que días atrás publicaba en el BOIB los términos de licitación del contrato para la construcción de la nueva aula así como la reforma de baños y la ubicación de los nuevos sanitarios que darán servicio al aula.

Neus explicó que las obras «empezarán una vez concluidas las clases, probablemente en julio, y estarán acabadas para estrenar el nuevo espacio a inicios del curso 2017-2018». Como publicaba el BOIB, el presupuesto base de licitación es de 140.750,91 euros y el término de ejecución será de 11 semanas.

La nueva instalación, que significará la remodelación de un aula y unos baños ya existentes, podrá acoger un máximo de siete alumnos, que es lo que permite la ley, aunque esta ratio podría ser menor dependiendo de las necesidades de los chicos y chicas que cursen ahí su formación.

Actualmente, un psicopedagogo y dos auxiliares educativos se hacen cargo de la educación y necesidades de los cuatro escolares que asisten al aula existente.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.