La Passarel·la de la Moda de Formentera fue todo un éxito.

0

La Passarel·la de la Moda de Formentera demostró este viernes por la noche en la Plaça de Europa de Es Pujols que, después de celebrarse en 2020 de modo virtual, ha regresado de forma presencial con mucha fuerza y con muchas ganas de volver a recuperar el explendor que tenía antes de la pandemia del coronavirus.

Para su decimotercera edición la pasarela presentada por la periodista Montse Monsalve y el joven cantatutor Miquel Tur, ganador de la primera edición del concurso Canço de la Nit de Sant Joan del Institut d’Estudis Eivissencs, contó con la participación de 18 firmas que trabajan en la isla.

Distribuidos en 15 pases distintos y divididos por bloques temáticos para hacer más ameno el desfile, las marcas que mostraron sus creaciones fueron Janne Bikinis, Hippie Shop Formentera, Kavra de Formentera, Equilibre, Simona Colzi&Le Voyeur Vintage, Vintage Ibiza- Formentera, Macramé&Acho joyas, Molly Mallone, Michele Crocitto, Elena Hurtado & Lorenzo Pepe OBI, Laura López, Eva Cardona, Ur Joies, Flavio Cocho y el joyero Majoral.

Noticias relacionadas

Todos ellos demostraron ante los asistentes que la moda de Formentera y su pasarela es diferente y divertida. Veteranas como Eva Cardona que celebró sus 20 años en la moda o noveles como la joven de 25 años Laura López, mostraron un gran nivel de acabados, calidad y técnica. Hubo todo tipo de prendas de ropa, desde bikinis hasta cómodas chaquetas, faldas y pantalones, y originales complementos como bolsos, sombreros, pañuelos o las tradicionales espardenyes que recordaron al lado más hippie y más libre que siempre ha caracterizado a Formentera.

Mientras, también brillaron con luz propia los creadores de joyas. Ur Joies presentó una colección exclusiva que recreaba formas orgánicas de estilo propio en distintos colores y texturas, Flavio Cocho screó Aridoameria, una propuesta en la que a través de joyas nierika buscaba ensalzar al ser humano, a lo femenino y a la mujer con ornamentos procedentes de la tierra, y finalmente, Majoral cerró la pasarela con una colección con la que quiso recordar los años 70 del pasado siglo, cuando él empezó a trabajar en La Mola.

Además, al contrario que la Pasarela Adlib y otras que tienen mayor renombre, las modelos profesionales de la compañía Deva Models se soltaron desfilando con las piezas y posteriormente, cuando acabó cada colección, cada diseñador mostró su alegría sobre la pasarela. Algo de agradecer tras un año pasado muy duro marcado por el coronavirus y que reflejó a la perfección el espíritu del nombre escogido para la edición de este 2021, Retorn.