Vista de Cala Saona. | Maria Serra

5

El Consell de Formentera decidirá la próxima semana si permite «dar continuidad» a las concesiones de playas de la isla hasta el 31 de octubre. Así lo aseguró este miércoles el conseller de Medio Ambiente, Antoni Tur, en un pleno extraordinario surrealista que, en primer lugar, empezó con 20 minutos de retraso porque el equipo de gobierno no había convocado previamente las comisiones informativas (que se suelen convocar con dos días de antelación) y que acabó con la aprobación de una enmienda transaccional a la propuesta principal que fue rechazada por el grupo Sa Unió, que es quien solicitó la convocatoria del pleno y quien realizó la propuesta primigenia.

Una proposición transaccional en la que el equipo de gobierno reconoció, al contrario de lo que venía afirmando en los últimos días, que aún no se había encargado el informe jurídico a la Universidad de las Islas Baleares. De hecho, en uno de los puntos se dice expresamente que se aprueba «pedir informe jurídico» al catedrático de la UIB, Avelí Blasco, para que dictamine si es factible alguna fórmula legal para poder permitir que los antiguos concesionarios puedan explotar los servicios de playas esta temporada. Este punto avala las informaciones publicadas por Periódico de Ibiza y Formentera en las últimas jornadas en las que determinadas fuentes negaban que se hubiera solicitado el citado informe.

«Estudiar la viabilidad»

Otro de los puntos de la transaccional propuesta por el equipo de gobierno proponía «recabar informe técnico» de la Conselleria de Medio Ambiente, y todo ello para «estudiar la viabilidad legal y técnica» para que los concesionarios salientes puedan continuar con la explotación este año ya que, según tuvo que reconocer Tur, «hay que hacer las cosas con prudencia» porque «es imposible que los nuevos adjudicatarios puedan llevar las concesiones esta temporada».

Noticias relacionadas

Por su parte el portavoz de Sa Unió, Lorenzo Córdoba, criticó que se haya tenido que llegar a esta situación porque, ya desde el mes de marzo, el Consell «se negó a prorrogar las concesiones» a la vista de que no se llegaba a la temporada turística. Además hizo hincapié en que, con la propuesta del equipo de gobierno, «no hay una voluntad política de hacer nada». De hecho, denunció que «pedimos el pleno hace 15 días y en este tiempo no han hecho nada. No hay ningún compromiso de dar este servicio esta temporada. Sólo piden informes para cubrirse las espaldas los políticos, pero no para buscar una solución». Unos informes que, a su entender, tuvieron tiempo suficiente para solicitar antes del pleno en lugar de presentarse con las manos vacías.

El conseller de Medio Ambiente recriminó a la oposición por presentar un informe de un reconocido jurista que avalaba la continuidad de los concesionarios al considerar que «no está lo suficientemente justificado». Algo que, según Córdoba, responde a que «el pasado 19 de abril solicitamos el expediente para que nuestro experto pudiera elaborar su informe y, a día de hoy, aún no lo hemos recibido», pese a que está obligado por ley el equipo de gobierno a facilitarlo. «No hemos entregado el expediente porque era mucho trabajo para los funcionarios», justificó Tur.

El conseller calificó a su vez de «electoralista» la propuesta planteada por Sa Unió, a lo que Lorenzo Córdoba contestó que electoralismo es que Gent per Formentera se sumara a la protesta de los concesionarios de playas contra el Consell o que culpara de la elaboración de los pliegos del concurso a la Conselleria de Medio Ambiente, en manos del PSOE, «cuando la culpa la tuvo la de Hacienda, en manos de GxF, que es quien hizo los pliegos administrativos. Pero como son sus socios y a la vez enemigos imagino que no les dirá nada», sentenció.