Vista general de ayer de los nuevos muelles de Botafoc con los cuatro buques regulares atracados. | (c) Sergio G. Canizares

3

El presidente de la Autoritat Portuària de Balears (APB), José María Urrutia, visitó ayer las instalaciones de los nuevos muelles de Botafoc, que ayer vivieron su segundo día de funcionamiento con todo el tráfico regular. En total, ayer atracaron en los nuevos pantalanes cuatro buques regulares (dos de Trasmediterránea y dos de Baleària) y un crucero.

Las dos navieras desembarcaron casi 2.000 pasajeros regulares a los que se sumaron 1.479 turistas del crucero MSC Orchestra, 1.500 metros carga lineales que desembarcó Trasmediterranea en sus dos buques y 217 vehículos y tráilers de Baleària, según informaron desde ambas navieras. En total, cerca de 3.000 pasajeros entre regulares y cruceristas llegaron ayer a la zona de Botafoc. «Es un día de trabajo muy intenso en la zona. Está yendo razonablemente bien, pero esto no quiere decir que no haya dificultades y que no haya que modificar o ajustar determinados aspectos», explicó Urrutia, quien destacó la colaboración de las navieras, consignatarios, policías portuarios y personal de mantenimiento para que todo saliera «satisfactoriamente».

El presidente del gestor portuario destacó que la puesta en marcha de estos nuevos muelles supone «algo muy importante para Eivissa, que es poner en servicio esta gran infraestructura y dejar libre y sin carga de tráfico pesado la zona de la Marina, cuya remodelación es un objetivo importante».

[Lea todos los detalles de la información en la edición impresa o en Kiosko y Más]