Pasajeros y autobuses en la estación de Vila, que ayer funcionó con toda normalidad a pesar de la sentencia que suspende su puesta en marcha.

18

El presidente de la Asociación Pitiusa de Empresarios de Transporte Regular de Viajeros por Carretera (Apebus), Alfonso Ribas, aseguró ayer que «indudablemente» la sentencia que suspende la apertura de la estación de autobuses del Cetis significa para los transportistas una oportunidad para dejar de utilizarla, y afirmó que así se lo pedirán al Consell si les pregunta al respecto. «Siempre hemos dicho que estábamos allí porque se nos ha obligado, y no por voluntad, y que en cuanto se nos deje de obligar, lo primero que haríamos sería salir de allí, como es normal», recordó Ribas.

El representante de los empresarios destacó que con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJB,) que concluye que el Ayuntamiento de Eivissa no tiene competencias para ordenar el traslado de los autobuses al Cetis, «ha quedado demostrado, más que nunca, que el Consell es la autoridad en materia de transportes» y la institución que debe decidir si los autobuses deben operar desde la estación.