El filtro de seguridad se amplió ayer una decena de metros.

0

El Juzgado de lo Penal número 2 de Ibiza celebró ayer una vista pública, sin público y con videoconferencias. Son el resultado de las medidas de seguridad adoptadas para contrarrestar los efectos del coronavirus.

A la sala solo pudo acceder el tribunal, el representante fiscal, la acusación particular y el letrado de la defensa. El acusado compareció por videoconferencia desde el Centro Penitenciario. El hombre se encuentra en prisión provisional y debe responder por un delito de quebrantamiento de condena y violencia en el ámbito familiar.

La vista proseguirá el jueves, día en el que está señalada otra causa con preso. Las causas urgentes, con preso y de violencia de género son las excepciones fijadas por Justicia tras la declaración del estado de alarma.

Desde el lunes, las medidas de seguridad en los Juzgados de sa Graduada se han intensificado y la presencia de personas en el edificio se ha reducido a lo estrictamente necesario.

El filtro de seguridad al edificio se ha ampliado y solo puede acceder personal de los Juzgados y los operadores (abogados o procuradores) que asistan a una causa urgente o al juzgado de guardia.

En el caso de los Juzgados de lo Penal, el turno alternativo diario se ha cambiado y ahora solo se celebran vistas dos días a la semana –martes y jueves–. La actividad se concentra en el juzgado de guardia.