Salida de Sergio Tonelli de la Policlínica.

8

Sergio Tonelli, el primer paciente tratado con ozonoterapia para la COVID-19 en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza, recibió ayer viernes el alta hospitalaria. Tonelli estuvo varios días en la UCI de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. Cuando los médicos estaban a punto de intubarle por problemas respiratorios se tomó la decisión de administrarle ozono y, según aseguran desde la Policlínica, «desde la primera sesión su mejoría fue espectacular», hasta el punto de no necesitar intubación. El paciente ya está en su casa, desde donde recibirá seguimiento de los médicos de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario.

«Cuando me empezaron a hacer esto del ozono me empecé a encontrar mejor. Me cambió completamente la vida», expresó Sergio Tonelli. Tonelli, de 49 años, vio cómo pasó de una situación grave en la UCI en la que el oxígeno le molestaba («no sabía si iba a salir y yo sentía que cada vez respiraba un poco menos», precisó) a que «con la primera sesión de ozono ya me empecé a encontrar más animado. La segunda mucho mejor y con mucho ánimo de poder salir de esto», precisó. En total, le hicieron seis sesiones en tres días lo que llevaron a un gran recuperación.

Pioneros

Cabe recordar que la Policlínica Nuestra Señora del Rosario es el centro hospitalario pionero en el país que está administrando ozono para combatir el coronavirus. El pasado 4 de abril se autorizó a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario a tratar a este primer paciente con este sistema. Tras la presentación en sesión científica médica de los potenciales beneficios de la terapia con ozono, el grupo de expertos del centro en la infección por COVID-19, las doctoras Montserrat Viñals y Asunción Pablos, del servicio de Medicina Interna, la doctora Adriana Martín del Servicio de Medicina Intensiva, y la doctora María Victoria Velasco del Servicio de Urgencias dieron su aprobación al protocolo de actuación de administración de autohemoterapia mayor con ozono en pacientes con COVID-19. Según explicaron ayer desde la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, «la administración de ozono puede ayudar a los pacientes con COVID-19 de una manera espectacular. Lo más curioso es que no es necesario esperar muchos días para observar la mejoría. Tras dos o tres sesiones de tratamiento la mejoría es evidente», concluyeron.