El Ayuntamiento de Ibiza pidió sin éxito incluir Ses Feixes en el decreto ley de protección del territorio

|

Valorar:
Ses Feixes del Prat de Vila en una imagen de archivo.

Ses Feixes del Prat de Vila en una imagen de archivo.

El Ayuntamiento de Ibiza pidió al Govern balear que incluyera una disposición adicional en el decreto ley de medidas urgentes del protección del territorio para blindar Ses Feixes.

Si bien este espacio de alto valor ambiental y paisajístico se encuentra actualmente protegido por el decreto ley 1/2007, desde el Ayuntamiento adujeron para su inclusión, según un documento al que ha tenido acceso Periódico de Ibiza y Formentera, que «a día de hoy no se ha podido aprobar el instrumento de planeamiento por el que se acordaba la desclasificación y protección de Ses Feixes» y que el decreto ley es «un instrumento idóneo para la reclasificación de los terrenos y que pasen a ser suelo protegido».

El documento mostraba la preocupación del Consistorio respecto a un apartado del borrador (no incluido en el texto final) que indicaba que si un suelo rústico está rodeado en más del 90% por suelo urbano completamente urbanizado no se reclasificaría como suelo rústico.

Es por ello que Vila solicitaba que el Govern incluyera una disposición final que debía decir que «quedan autómáticamente clasificados como suelo rústico protegido, los terrenos incluidos en los ámbitos de las unidades de actuación 8 y 12 de Ses Feixes, en la ciudad de Eivissa». La solicitud no tuvo su eco en el decreto ley.

Reforzar la protección

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Vila, todavía en proceso de aprobación, dispone que Ses Feixes (del Pla de Vila y del Prat de ses Monges) son espacios rústicos con planes especiales.

Vila y Santa Eulària ya aprobaron el año pasado los planes especiales de conservación, protección y recuperación de Ses Feixes del Prat de ses Monges, junto a Talamanca. Ambos documentos son la base para poder poner en valor este espacio a través de un plan de gestión que implica también al Consell d’Eivissa.

Ahora falta que se apruebe el PGOU, una norma con rango reglamentario y que por tanto puede ser objeto de recurso ante el Tribunal Superior de Justicia, mientras que un decreto ley garantizaría su protección que solo podría ser recurrida ante el Tribunal Constitucional.
Hasta que se apruebe este texto, el decreto ley 1/2007 suspende el desarrollo urbanístico y los actos administrativos que legitimen cualquier proceso de transformación urbanístico en Ses Feixes y garantiza «la preservación y el mantenimiento de los valores ambientales y patrimoniales del conjunto».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.