Coronavirus

El Estado y el Govern dejaron morir el convenio de los 4 millones

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Vicent Marí y Francina Armengol, durante la última visita de la presidenta a Ibiza.

Vicent Marí y Francina Armengol, durante la última visita de la presidenta a Ibiza.

El convenio «está completamente extinguido a fecha actual». La afirmación no puede ser más tajante ni rotunda. La Abogacía General del Estado no duda y la ley es clara. El texto no se actualizó a la normativa vigente y por ello todas las peticiones de prórroga están siendo desestimadas. Esta es la clave para entender por qué la isla de Ibiza va a perder cuatro millones de los fondos estatutarios que estaban destinados a los proyectos del Parque de ses Feixes, los Senderos turísticos de ses Salines y la Rehabilitación de un edificio en sa Coma como Observatorio Turístico.

Los tres proyectos, valorados en cuatro millones de euros, se habían incluido en el convenio que el Govern balear y el Estado habían suscrito en diciembre de 2010 para la financiación de infraestructuras turísticas del archipiélago. Estas inversiones tenían su plazo de caducidad en septiembre de este año, aunque se ha ampliado el plazo tres meses más a causa del estado de alarma que se decretó por la pandemia provocada por la COVID-19. Ante el inminente fin de plazo, el 17 de septiembre, el Govern solicitó una prórroga del plazo de ejecución, plazo de justificación y redistribución de presupuestos. Una petición que ya ha sido desestimada por la Secretaría de Estado de Turismo.

La prórroga pedía ampliar el plazo de los proyectos de ses Feixes y ses Salines a 2023 y hasta abril de 2021 los trabajos en el Hipódromo de Sant Rafel, que sustituyeron al proyecto de Rehabilitación del Observatorio de Turismo. También se pidió la ampliación del proyecto del Sendero turístico de Sant Joan que sí que está avanzado y que supone unos 400.000 euros.

Una primera prórroga

Uno de los aspectos más llamativos en lo tocante a estos proyectos es que el Govern solicitó una primera prórroga que sí fue aceptada a 15 de julio de 2019. Con esta petición se ampliaba hasta septiembre de 2020 el plazo de ejecución de los proyectos denominados: Parque de ses Feixes y Playa de Talamanca, Senderos Turísticos de ses Salines, Rehabilitación de un edificio en sa Coma como Observatorio Turístico, Sendero Turístico de Labritja y Ampliación del edificio de Ferias y Congresos de Ibiza. Para el resto de las actuaciones que estaban dentro del convenio de diciembre de 2010 el plazo vencía el 31 de diciembre de 2019.

Es curioso que esta primera prórroga se pidiese meses antes de que el convenio caducase el 2 de octubre de 2019. El motivo de esta caducidad es que «la Disposición Adicional Octava de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público estableció la obligación de adaptar los convenios preexistentes a su texto en el plazo de tres años de su entrada en vigor». Una adaptación que no se llevó a cabo. Ni el Estado ni el Govern se preocuparon por actualizar el texto a la normativa vigente, quedándose este fuera de orden. «La falta de adaptación a las previsiones de la LRJSP de los convenios preexistentes a dicho texto legal, en el plazo establecido, determina la pérdida de la eficacia del convenio, esto es, su extinción», esgrime la Abogacía General del Estado, que añade que las prórrogas suponen una modificación del convenio y que «dicho convenio no es susceptible de modificación» porque «se encuentra extinguido desde el 2 de octubre de 2019».

Con el texto fuera del marco legal parece complicado que se pueda encontrar un camino para que estos proyectos se lleven a cabo con los fondos estatutarios. Hasta la fecha ni el Govern ni el Ministerio de Turismo se han pronunciado ni han dado explicaciones de por qué se ha llegado a este punto que supone un grave perjuicio para la isla de Ibiza. El convenio estaba firmado por ambas partes y ambas parecen responsables de no haber adaptado el texto a la normativa vigente.

Desde el Consell acusaron el jueves al Govern de no haber activado este mecanismo, pero también reconocían que el Estado no se había preocupado por informar de que había que haber hecho esto.

De momento, el presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, ha pedido por escrito a la presidenta balear, Francina Armengol, que agote todas las posibilidades para evitar que estos cuatro millones se acaben perdiendo. La situación es complicada porque la Abogacía del Estado se ha mostrado inflexible en anteriores situaciones con proyectos que afectaron mismamente a Menorca y Mallorca.

Aunque los plazos de ejecución siguen vigentes con la prórroga por el estado de alarma, el conseller de Gestión Ambiental, Vicent Roig, señaló que no existe tiempo material para poder llevar a cabo todas las intervenciones que hacen falta para completar dichos proyectos.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Albordedelmar
Hace 5 días

Cuando un departamento de reclamación patrimonial de un ayuntamiento con menos de 30.000 residentes justifica y le parece normal llevar un retraso en la tramitación de expedientes administrativos de más de 4 años, y lo que te rondaré morena por la acumulación que esta falta de diligencia conlleva, no es sorprendente que, por la misma desidia en el trabajo de estos funcionarios, se pierdan subvenciones y millones de euros destinados a los ciudadanos que producen riqueza.. Se llevan perdiendo subvenciones millonarias desde hace muchos años, lamentablemente la única novedad que se haga público, esos funcionarios seguirán en su vagancia, sin quitarle el polvo a nuestros papeles, van a cobrar igual. Suerte y salud para todos, la vamos a necesitar

Valoración:9menosmas

Jo som vilero/a
Hace 6 días

Els de Madrid ja son tan radicals con es catalans o no??

Valoración:-6menosmas

Jo som vilero
Hace 6 días

Unos por otros y la casa sin barrer....y nos jodemos todos!!

Valoración:4menosmas

Increible
Hace 6 días

Para mí es increíble esto... Esto debería penado con cárcel el culpable.

Valoración:9menosmas

Juanhop
Hace 6 días

Que no, que no, que la culpa siempre es de Madrid, siempre. Aunque en los gobiernos casi no haya, aunque haya mas catalanes de los que toca, la culpa es de Madrid, y punto... Solo faltaría exigir responsablidades a Govern, Consells y Ayuntamientos... Que no, leñes, que no, que la culpa es de sa gent de fora, naltrus som fenomenals, ho fem tot bé, tù!!!

Valoración:4menosmas

mary
Hace 6 días

El dinero no se queda en Mallorca, vuelve a Madrid.

Valoración:8menosmas

Press
Hace 6 días

Y de la desidia y poco interés de Ayuntamientos y Consell no decimos nada? 10 Años han tenido para presentar un proyecto, pero claro, es más fácil echar las culpas a los demás.

Valoración:9menosmas

jgb
Hace 6 días

Solo hay una palabra para calificar esto , inutilidad total de esta clase política o....... intereses partidistas para que ese dinero se quede en Mallorca, nunca lo sabremos.

Valoración:25menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1