Sonia Escribano y Agustín Sintes entrevistaron ayer al alcalde en BNP. | DANIEL ESPINOSA

32

La situación sanitaria en la ciudad de Eivissa es preocupante y el alcalde Vila, Rafa Ruiz, es quizás uno de los más conscientes por la cantidad de datos a su alcance. Anoche en el programa Bona Nit Pitiuses de la TEF dio cuenta de su evolución, sus previsiones y los problemas que genera en una entrevista en la que también se trataron temas como la economía o la limpieza de las calles.

¿Qué se está haciendo mal en Vila, si es que se está haciendo algo mal, para que la situación sanitaria empeore?
—No creo que se haga nada mal ni que se castigue a nadie con las restricciones. Lo que pasa es que entran en juego, en algunos lugares como Eivissa, ciertos factores como la densidad de población. Lo podríamos comparar con el núcleo de Sant Antoni, que también sufrió un momento complicado. Allí donde hay mucha densidad de población se genera una movilidad y una cantidad de contactos que favorecen el contagio. Luego también está el hecho de ser mediterráneos. Somos una cultura a la que le gusta el contacto y tras dos meses confinados la gente tenía muchas ganas de salir, abrazar y estar con su gente. Las administraciones también en algo habremos fallado. Es un virus difícil de combatir, podemos cerrar a todo el mundo un mes, pero social y económicamente sería terrorífico. Llegamos a estar en 668 casos por cada 100.000 habitantes, ahora estamos en 263 casos, el esfuerzo se está notando.

El viernes hará seis semanas que hay restricciones en Vila, a partir de ahí, ¿qué pasará?
—La información que me transmiten es que la cosa no va bien. La ciudadanía ve las noticias y sabe lo que pasa. Por ejemplo en Aragón han confinado sus tres capitales de provincia. La Unión Europea recomienda que la cifra de contagios por cada 100.000 habitantes esté por debajo de 50 y la nuestra supera los 250. Barcelona con cifras similares ha cerrado bares y restaurantes. Quiero pensar que saldremos de esta, pero si la cosa no va a mejor, ya lo dijo ayer la presidenta del Govern, habrá que poner más restricciones. Medidas similares a las que se están poniendo en marcha en todo el territorio nacional.

¿Ha solicitado algún tipo de medidas?
—No, nosotros atendemos a lo que dicen las autoridades sanitarias. La consellera (de Sanitat) me ha transmitido su preocupación. Íbamos bien y la situación se ha estancado e incluso ha empeorado un poco. Nos reuniremos con el Govern y habrá que valorar qué hacer. Todo apunta a que, como mínimo, las medidas que tenemos ahora se mantendrán.

Cambiando de tema, el PP ha presentado unas propuestas muy concretas de rebajas fiscales que llevarán al próximo pleno de Vila, ¿qué le parecen?
—El PP aplica la misma estrategia que en las elecciones. Siempre proponen rebajas de impuestos cuando están en la oposición. Yo siempre recuerdo aquella subida del 200% de las tasas de escoletes cuando gobernaron, o más bien desgobernaron, la ciudad. ¿Por qué no está aplicando su partido esas mismas medidas en los municipios en los que gobierna? Soy muy respetuoso con el resto de concejales del pleno, no tengo adversarios políticos, ahora mismo mi único adversario es el virus. He trabajado muy bien con Marí Bosó durante la pandemia reuniéndome asiduamente con él. Respecto a este tema, los socialistas creemos que los impuestos están para dar más servicios. Aún así dejamos de cobrar la tasa de ocupación de vía pública, algo que sí se cobra en Santa Eulària, donde gobierna el PP. Pero creo que una bajada mayor de impuestos ahora es una medida equivocada, teniendo en cuenta que el gobierno municipal va a dejar de ingresar al menos seis millones de euros este ejercicio.

Sant Josep anunció el martes que bajaría el IBI y el IAE
—Cada municipio tiene una situación diferente. Creo que Sant Josep ha adaptado la normativa en la ordenanza de modo que le permitiera hacer alguna rebaja fiscal. Pero en materia fiscal buscamos un equilibrio social y fiscal. Ibiza ciudad tiene un equilibrio bastante digno, no somos una ciudad que grabe mucho. Una rebaja del IBI no ayuda a la mayoría de la población, a la clase trabajadora. En nada, porque la mayoría no tienen propiedades.

Pero una rebaja del IBI puede repercutir en el alquiler
—Yo no lo tengo tan claro, no existe una garantía de que el propietario de un piso le baje el alquiler al inquilino. Creo que a la gente que vive de alquiler, que es muchísima en esta ciudad, no le ayudaría esta rebaja.

¿Me dice que la gente que tiene propiedades tiene que pagar más?
—No, le digo que tiene que pagar el IBI que toca. El IBI es la principal fuente de ingresos de los ayuntamientos. y ahora estamos dando más ayudas que nunca porque tenemos una situación dramática, con las colas de Cáritas creciendo cada día o gente que no puede pagar su alquiler. Es necesario impulsar estas medidas y para ello hay que contar con los ingresos fiscales.

Pero también hay una serie de empresarios que dan trabajo y que lo están pasando mal. Algo habrá que hacer
—Se está haciendo. Nos estamos centrando en el IBI, pero nosotros hemos bajado la tasa de basuras y hemos dejado de ingresar la tasa de ocupación de vía pública. Hemos lanzado una línea de ayudas de 1,2 millones de euros para autónomos, que es grandísima si la comparamos con lo que ofrecen grandes ciudades como Barcelona.

En vista del retraso de estas ayudas a autónomos, ¿cree que se equivocó el Ayuntamiento al no tramitar las ayudas directamente y dejarlo en manos del Govern?
—Me hubiera gustado que fuese más ágil. Hablamos frecuentemente con el conseller sobre este tema. Estoy muy decepcionado con la gestión del Govern balear en este aspecto. Son 1,2 millones de euros que tenían que estar en manos de la gente y no lo están. Cuando uno toma decisiones se equivoca. Nosotros tomamos esta por agilidad, para no tener que ir a diferentes administraciones y centralizarlo en una. Pero es verdad que se vieron desbordados. Espero que cuanto antes se desenroque esta situación.

En Ibiza la limpieza deja mucho que desear ¿qué pasa con la contrata que nunca está la ciudad como debería?
—El contrato de la limpieza lo hizo el anterior gobierno al mío y es cierto que es muy deficiente. De todas formas, la ciudad creo que está mejor que en años anteriores.

¿Del 1 al 10?
—Le pondría un 7.

¿Un 7?
—En las grandes ciudades hay que tener en cuenta que la densidad de población es un factor muy importante , pero creo que mejoraremos. Estoy seguro.