Imagen de la estación marítima de Sant Antoni. | DANIEL ESPINOSA

7

Es Nàutic de Sant Antoni emitió ayer un comunicado para manifestar que no tienen intención de quedarse con el muelle comercial del puerto portmanyí y que apuestan por el «crecimiento cero en amarres en la bahía». Con estas afirmaciones se defienden de las acusaciones del delegado de Apeam en las Pitiusas, Rafael Cardona, quien explicó este pasado fin de semana a este rotativo que la campaña impulsada por Es Nàutic a través de la iniciativa Salvem Sa Badia se ha desarrollado porque el Náutico de Sant Antoni «está en contra del tráfico marítimo porque le interesa quedarse con el muelle para grandes esloras».

«Para el CNSA, las declaraciones de Cardona, además de una absoluta falsedad, revisten mala fe, ya que Es Nàutic ha hecho públicamente varias declaraciones y remitido distintas notas de prensa en los últimos meses en las que establecía, sin dejar lugar a la mínima duda, que la entidad es partidaria de un crecimiento cero en amarres y que, por tanto, no tiene el menor interés en el muelle comercial. No porque se diga muchas veces una mentira, ésta se convierte en verdad y que se acuse al club náutico con esta falsedad tal vez revele una falta de argumentos sólidos en la defensa de sus intereses particulares», explicaron ayer desde Es Nàutic a través de una nota de prensa.

Desde este club náutico explicaron ayer que el pasado mes de enero explicaron que los 1.000 puntos de atraque de náutica deportiva que ya existen en la bahía, sumando los de Ports IB (Govern a los que gestiona la propia entidad, son «suficientes para atender la demanda actual. Únicamente en el mes de agosto se registra una demanda mayor de la que se puede atender y el CNSA, con independencia de los cambios de usos que puedan producirse en el puerto en el futuro, anuncia que no incrementará su capacidad de amarre», precisaron ayer a través de un comunicado.

Desde Es Nàutic reiteraron de nuevo que están a favor de la «estrategia de crecimiento cero» y que la Apeam es conocedora de la misma.

Además, Es Nàutic afirmó ayer que en diferentes ocasiones ya han manifestado que son partidarios de que el muelle comercial «permanezca liberado por si se produjera un caso de emergencia en el puerto de Ibiza capital y fuera necesario reabrirlo a los ferris de forma provisional. Esta línea de pensamiento, obviamente, implica que no se construyan nuevospantalanes en el muelle comercial ni se generen plazas de amarre para embarcaciones recreativas », señalaron.

Cabe recordar que el capitán marítimo de Ibiza y Formentera, Luis Gascón, afirmó en Periódico de Ibiza y Formentera que sería un «error grande» y una «barbaridad» prohibir el tráfico marítimo regular en el puerto portmanyí. Gascón, de quien depende garantizar la seguridad marítima, la navegación y la vida humana en el mar, explicó que no es viable que el puerto de Sant Antoni se quede sólo como puerto refugio: «No, esto va en contra de nuestro principio fundamental que es facilitar el transporte marítimo. Desde el punto de vista técnico es difícil asumir que no exista un puerto donde existe uno», precisó. Y añadió: «Es un error y estoy en desacuerdo con cerrar al cabotaje el puerto de Sant Antoni, decisión que va más allá del ámbito local, ya que afecta al tráfico con la Península y con Mallorca. La Ley de Puertos del Estado es clara y la marina mercante tiene categoría de servicio esencial que ha de ser protegido», explicó. «(Cerrar el puerto) Va en contra de nuestra naturaleza e ir en sentido contrario de cómo son las cosas y de cómo han de ser», sentenció Gascón quien se preguntó «¿cómo vamos a cerrar algo natural?».