Pasajeros del vuelo procedente de Manchester. | Daniel Espinosa

11

Este miércoles por la mañana aterrizó en el aeropuerto de Ibiza el primer vuelo cargado de turistas británicos de la temporada. Ante la puerta de llegada se arremolinaban varios medios de comunicación y un par de guías que mostraban los carteles de sus respectivas agencias. Todos a la espera de la llegada de los 106 pasajeros del vuelo de TUI con el número TOM2322, que aterrizó puntualmente a las 09:40 procedente de Manchester.

El vuelo de TUI aterrizaba cinco horas y cuarenta minutos después de que el semáforo británico pasara de ámbar a verde, a las 4 de la madrugada del martes al miércoles. Y se trata del primero de los seis vuelos británicos que aterrizaron ayer procentes de Liverpool, Londres, Manchester y Edimburgo.

Así el mes de julio comienza con un aeropuerto con una actividad lo más parecida a lo normal que recordamos en muchos meses. Al finalizar la semana el Aeropuerto de Ibiza habrá realizado más de 1.200 conexiones con aeropuertos extranjeros.

Noticia positiva

El presidente del Consell, Vicent Marí, declaró que la llegada de los vuelos británicos «es una noticia muy positiva» porque recuperar la actividad económica es «imprescindible», aunque este turismo debe venir con las «máximas garantías». Marí recordó que el británico representa el 30 por ciento del turismo que viaja a Ibiza.

El presidente recordó que el Consell pedía medidas como las implantadas ahora por el Gobierno, como que los británicos viajen con la pauta completa de vacunación o una PCR negativa y evitar así una cuarta ola de contagios.

Noticias relacionadas

Bienvenida

Al guía que mostraba el cartel de TUI, Darrell Kemp, la sonrisa le sobrepasaba la mascarilla. Su cara mostraba una ilusión que bien podría representar a la del sector turístico ibicenco, tan dependiente del turismo británico.

Aunque lleva cuatro semanas trabajando con los turistas alemanes y holandeses no oculta su alegría por recibir a sus compatriotas y dice que solo espera «cosas buenas esta temporada. Con suerte aguantará hasta octubre». Aunque no se muestra confiado del todo ante los movimientos de su Primer Ministro, «espero que no haga aquí como en Portugal, donde les cambió la luz verde por la ámbar», explica.

Recién llegados Daniel y Roil son la primera pareja de pasajeros en cruzar la puerta, Darrell les indica la dirección que deben tomar para acceder a la parada de taxis. Pasarán una semana en el hotel Hawaï, en San Antonio. Vacunados como están, se alegran de que no hayan tenido que hacerse la PCR para llegar a su destino, y como buena pareja joven británica esperan disfrutar de la playa y también de la «party».

Susan Carrigg también está vacunada y pasará sus diez días de estancia en el hotel Santos, en Platja d’en Bossa. Esta mancuniana espera relajarse durante estos días «disfrutar de la playa, beber mucha cerveza, comer bien, beber mucha cerveza, ir a los pubs y beber mucha cerveza», cuenta entre carcajadas.

Brian pasará en Ibiza una semana junto a su pareja, su hermano y su cuñada. Los cuatro disfrutarán estos días en Santa Eulària, y viniendo de Liverpool no es de extrañar que lo primero que nombren a la hora de enumerar sus expectativas en Ibiza sea «encontrar buen tiempo». Completan su lista con «buena comida y buena gente». No hablan de fiesta. Sí se han hecho la prueba PCR para llegar y asegura que deberán volver a hacérsela a la hora de volver.

Victoria Glover ha venido con su familia y pasarán una semana en San Antonio. También han tenido que hacerse la prueba para llegar a Ibiza. Asegura que en los últimos seis meses han tenido que cambiar sus planes vacacionales hasta cuatro veces, debido a la inestabilidad de las normativas respecto a los viajes y que ayer mismo decidieron viajar a Ibiza.