Los usuarios y protagonistas de las imágenes acudieron a la presentación de ayer. | Marcelo Sastre

1

El Casal de Igualdad de Ibiza acogió ayer la inauguración de la muestra fotográfica ‘Yo no soy mi diagnóstico’, una iniciativa para luchar contra el estigma asociado a las personas que padecen un trastorno de salud mental.

Las instantáneas son el resultado de los talleres de retrato fotográfico realizados en Ibiza, aunque el proyecto se ha repetido en distintos hospitales de Baleares. Espacios como unidades de rehabilitación han sido el escenario escogido para que personas con enfermedades mentales y sanitarios actuaran como modelos y se fotografiaran mutuamente, contando quiénes son o cómo se sienten a través de imágenes.

Entre las obras expuestas destaca la imagen de un joven con sus brazos tatuados levantados asegurando que él «es noble».

Otras instantáneas están protagonizadas por Adrián, que posa con un sombrero adornado con una pluma y cara de duro. «Me gustan las fotos. El resultado es muy bueno. Animo a todos a que vengan a visitar la exposición, aunque no podré dar autógrafos a todo el mundo», manifestó tras ver sus fotografías en la muestra.

Mujeres abrazándose, otros mirando a la cámara muy fijamente. La exposición está compuesta por imágenes para todos los gustos, aunque con un denominador bastante común: una gran sonrisa en la cara de casi todos los modelos.

En la presentación, la concejala de Bienestar Social de la ciudad de Ibiza, Carmen Boned, reconoció que están «encantados» en el Ayuntamiento por participar en estas actividades para concienciar sobre la salud mental, «tan invisibilizada y tan importante».

Los que mejor trabajan
Antonella Greco, gerente de la Asociación Pitiusa Pro Salud Mental, recordó que es un tema «de todos» y el estigma es «algo grave y que hace mucho daño». También destacó que en su empresa, el 90% de trabajadores tienen algún tipo de diagnóstico o discapacidad y la realidad es que no tienen problemas de absentismo, son los que mejor trabajan o los más puntuales. «Siento decir que el otro 10% en ocasiones sí me ha quitado el sueño», reconoció Greco, asegurando que las personas no se definen por etiquetas, sino «por otras cosas».

La presentación terminó con un poema recitado por Julián, usuario de una de las entidades participantes. «No me claves el puñal de la discriminación», dijo en uno de sus versos.

La exposición es uno de los actos organizados con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, fecha que se conmemora el próximo 10 de octubre. Podrá visitarse desde hoy y hasta el domingo en el Casal de Igualdad de Vila, de 10.00 a 13.00 horas.

Bajo el lema ‘La salud mental, un derecho necesario. Mañana puedes ser tú’, la Oficina de Salud Mental de las Islas Baleares y el Grupo de lucha contra el estigma han organizado distintas actividades relacionadas con esta temática. De hecho, esta exposición se presentará también en otros espacios y hospitales de Baleares. Asimismo, entre otras actividades, hoy martes tendrá lugar la entrega de los premios de un certamen de cuento infantil y el viernes se celebrará en Ibiza una mesa informativa y exposición de carteles en el vestíbulo del hospital.

Dentro de estas jornadas conmemorativas, también la consellera balear de Salud y Consumo, Patricia Gómez, celebró un encuentro con asociaciones de pacientes, familiares y usuarios de salud mental, como la Asociación Asperger Ibiza y Formentera. Gómez les explicó que la Oficina de Salud Mental de Baleares apuesta por un cambio de modelo asistencial dirigido a las personas con trastornos. También expuso los proyectos que se están desarrollando desde este servicio, como la creación de un hospital de día de patología dual en Ibiza y la Unidad de Conductas Adictivas en Formentera.

Durante el encuentro avanzó además que en breve se presentará el Plan de Prevención, Actuación y Abordaje de la Conducta Suicida, reiterando que la mejora de la atención en salud mental «es una prioridad del Govern y por eso continuaremos trabajando para mejorar los recursos disponibles».