Familiares y amigos de Vasile piden ayuda para su repatriación | Daniel Espinosa

3

Vasile Ilie llevaba cuatro años en Ibiza. «Era muy buena persona y lo han matado. Es muy injusto», lamentaba ayer Luminita, su mujer, a quien conoció al poco de llegar a la isla desde Rumania. El martes de madrugada recibió la trágica noticia, su pareja había sido asesinada de una cuchillada. Desde el mismo martes Luminita empezó a recoger fondos para trasladar los restos de Vasile a su pueblo natal, cerca de la capital Bucarest.

«Su familia quiere enterrarlo en casa y hemos empezado a reunir dinero. Aquí ya teníamos unos 2.000 euros y el traslado nos costaría unos 7.000. Desde Rumania también nos están ayudando con una cuenta», apuntó Luminita, quien también se puso en contacto con el Consell.

Noticias relacionadas

Lumi y los amigos de Vasile han distribuido una serie de carteles en los que se pide colaboración ciudadana para ayudar a la repatriación del hombre de 38 años que la madrugada del martes fue asesinado de una cuchillada en el abdomen. Uno de estos carteles está en la tienda de alimentación donde Vasile se encontraba junto a unos amigos. Sus agresores trataron de entrar a la fuerza en el local que ya estaba cerrado. Ya en la calle le asestaron la cuchillada mortal.

Disposición judicial
Durante la jornada de ayer los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional continuaron con las investigaciones. Ayer seguían recabando datos, información y testimonios para presentar a los dos detenidos ante el juez de guardia. Lo harán hoy antes de cumplirse las 72 horas desde su arresto.
Vasile fue hallado malherido junto a un charco de sangre en la confluencia de las calles Extremadura y Cataluña. Fue evacuado por una ambulancia a Can Misses pero no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

Horas después, la Policía Nacional detenía a dos sospechosos, dos individuos de nacionalidad uruguaya de 38 y 42 años arrestados como presuntos autores de un delito de homicidio.