Jean-Michel Blanquer. | @jmblanquer

1

El Gobierno francés ha salido este martes en defensa del ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, al que la oposición le pide que dimita por unas polémicas vacaciones en Ibiza en Año Nuevo cuando se preparaba un protocolo sanitario para la escuela, ha informado EFE.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, aseguró que no tiene "ninguna razón de pensar" que Blanquer incumplió las reglas sobre las vacaciones de los ministros, que estipulan que deben quedarse en Europa a menos de dos horas de París, estar localizables y con capacidad para seguir trabajando y mantener la continuidad de su puesto.