Imagen de las sustancias estupefacientes intervenidas por la Policía.

3

El juez de guardia en Ibiza ha decretado un auto de libertad provisional para los dos jóvenes que fueron detenidos por la Policía Nacional como autores de un delito de tráfico de drogas en el marco de una investigación que desembocó en el desmantelamiento de un club cannábico que presuntamente era utilizado como un punto de venta de sustancias estupefacientes.

Según informaron ayer fuentes judiciales, los dos investigados, ambos de 30 años y nacionalidad española, fueron puestos a disposición judicial el viernes pasado y quedaron en libertad tras prestar declaración ante la juez.

Aumento de consumo
Los dos hombres fueron detenidos el miércoles por un dispositivo de la Policía Nacional que culminaba una investigación abierta en septiembre del pasado año.

Las labores operativas previas fueron iniciadas por parte del Grupo Operativo de Respuesta (G.O.R) de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana, debido al aumento de denuncias por consumo de drogas en la zona.

Durante el registro en el local que regentaban los dos investigados, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía intervinieron un kilo de marihuana, 750 gramos de hachís, 17 gramos de aceite de la misma sustancia, más de un centenar de cigarrillos ya liados en tubos de plástico y más de 1.000 euros en efectivo.

En el operativo también participó la Policía Local de Vila, que abrió varios expedientes por infracciones administrativas.