Según asegura la música y pedagoga húngara Aniko Pusztai «cualquier edad es buena para acercarse y descubrir el mundo de la música debido a los beneficios que genera en los pequeños».

0

La Escola Municipal de Música de Sant Antoni, con sede en el Espai Jove, acogerá este sábado un nuevo taller gratuito de sensibilización musical para niños de 0 a 4 años. Lo vuelve a impartir el dúo Musi Baby, compuesto por la flautista profesional, concertista de música de cámara, profesora y educadora húngara afincada en Ibiza Aniko Pusztai, y el reconocido pianista cubano con amplia trayectoria internacional Santi Pérez.

Desgraciadamente ayer se terminaron las plazas para participar en de este fin de semana pero habrá nuevas oportunidades, un sábado cada mes. Las siguientes son el 19 de febrero, el 13 de marzo, el 9 de abril, el 14 de mayo y finalmente el 4 de junio.

Según explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera Pusztai, pedagoga también desde hace años en la escuela de música de Can Blau de Sant Agustí, cada taller dura unos 45 minutos más un último cuarto de hora de juego libre y descubrimiento personal. En todo momento los pequeños están acompañados de sus familiares lo que, según sus palabras, «hace que la experiencia sea muy enriquecedora para todos los que participan en ella».

«Un primer acercamiento»
Como su propio nombre indica, los talleres pretenden que los niños tengan «un primer acercamiento positivo al mundo de la música y todo lo que lo rodea».

Para conseguirlo Pusztai interpreta canciones, bailes y toca la flauta travesera además de distintos instrumentos de percusión empleando las composiciones que ha creado para la ocasión su pareja, el conocido músico cubano Santi Pérez. «Llevamos ya mucho tiempo haciendo estos talleres en distintas escoletas del Consell d’Eivissa, antes de que llegara la pandemia del coronavirus, y al final hemos creado un proyecto muy eficaz porque mientras yo imparto el taller él es el encargado de interpretar los conceptos didácticos de Musi Baby y convertirlos en una música preciosa».

Otras habilidades
Además, cada taller se imparte en castellano, catalán e inglés, «para potenciar entre los más pequeños de la casa su capacidad cognitiva». Así mismo, se utilizan distintos elementos como pelotas de Pilates, pareos, colchonetas o pañuelos de seda «para mejorar su motricidad y sus capacidades de juego y agilidad».

Incluso, a través de las canciones se les enseña a los pequeños cosas tan importantes como los días de la semana, los animales, los números u otros conceptos que poco a poco les serán muy útiles. «La intención del taller es que no se quede únicamente en lo que se imparte durante una hora en la escuela de música un sábado al mes sino que los padres puedan aprender una serie de pautas que les pueden ser muy útiles para que sus hijos e hijas se puedan seguir desarrollando», concluyó Aniko Pusztai.