Un momento del inicio de la reunión. | Daniel Espinosa

10

El concejal de Movilidad de Ibiza, Aitor Morrás, advirtió ayer a los taxistas del municipio que deben acogerse de manera inminente al nuevo operador autorizado, tras la resolución judicial conocida durante el fin de semana.

Este fin de semana, desde el Ayuntamiento comunicaron que el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Palma había aceptado sus alegaciones y había anulado las medidas cautelarísimas solicitadas por la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza contra el decreto por el cual se rescindía el convenio del GPS y se ordenaba la suspensión de su uso.

«Que piensen ya en cambiarse de sistema porque empezaremos a hacer cumplir lo que indica la norma, que es que tienen que estar conectados al operador autorizado por el municipio», insistió el edil. A pesar de la advertencia, Morrás reconoció después que darán algún día de margen para que los taxistas se pasen al nuevo sistema.

Durante una tensa reunión de más de una hora, Morrás trató de explicar a los taxistas una versión «directa» de lo sucedido y que estos profesionales puedan manejar información «correcta» sobre cómo deben operar desde ahora.

Morrás relató que el mismo viernes contactaron con la Federación Insular del Taxi para conveniar con ellos la posibilidad de que el operador con el que trabajan la mayoría de taxis de Vila pueda seguir empleándose y que así, los taxistas sigan utilizando el sistema al que están habituados, aunque ello no resolvería problemas como estar dentro de la orden de carga y descarga que, tras una decisión del Consell Consultiu, debe elaborar el Govern.

«Estamos a la espera de la decisión de la Federación», señaló el concejal. Desde la entidad insular reconocieron ayer que todavía no pueden valorar esta posibilidad a la espera de hablar de manera directa con Morrás, un encuentro que podría celebrarse hoy mismo. El edil de Vila aprovechó para solicitar a la Federación su ayuda y colaboración en esta situación transitoria y que divulguen el teléfono para solicitar taxi en Ibiza (971454545).

Sobre los temores del sector a vivir una temporada «caótica», el concejal reconoció que, de no llegar a tiempo la orden de carga y descarga, podrían tener que trabajar «de un modo al que no están acostumbrados», aunque «lo único que puede suceder es que los servicios de Vila solo podrán cogerlos taxis de Vila».

«Lo que más me sorprende es que sean reacios a que la administración controle el sistema, que es de donde procede el problema. Es extraño que no acepten que la administración debe tener acceso al sistema para que un ente imparcial pueda resolver conflictos», indicó también.

El concejal consideró que la asociación de taxistas de Vila «ha querido llegar hasta el final para no dar su brazo a torcer» e incluso acusó a estos profesionales de «no querer colaborar con el Ayuntamiento». Morrás aprovechó además para referirse a la creación de la zona de prestación conjunta del servicio del taxi, una propuesta planteada desde el Consell d´Eivissa a los ayuntamientos hace algunas semanas. Para el edil, sería una forma «efectiva» de prestar servicio en la isla, aunque requiere de tiempo para ser configurada y poner en marcha todo lo que conlleva. «No daría tiempo a tenerlo listo para llegar a la temporada», concluyó.

Sin querer hacer demasiadas valoraciones, desde la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza, el presidente Alejandro Cardell mostró su malestar tras la reunión con Morrás: «Si ordena cerrar, cerraremos. Que haga lo que tenga que hacer. Tiene maneras para hacerlo», concluyó.

El apunte

Más de una hora de reunión con máxima tensión

Durante más de una hora, el concejal Aitor Morrás trató de explicar a los taxistas de Vila por qué no pueden tener «ninguna herramienta de comunicación que no esté autorizada por el ayuntamiento. Ha decaído la suspensión y estamos en la misma situación que el primer día».

«¿Cómo tienes la decencia de pedir eso?», espetó un taxista a Morrás cuando éste aconsejaba buscar la colaboración de la Fitie.

«Desde el Ayuntamiento de Eivissa continuamos estando dispuestos al diálogo, a realizar un convenio con la FITIE, con Taxitronic o con cualquier asociación de taxistas que utilice el operador que prefieran y que haya demostrado voluntad de colaborar con el cumplimiento de las normas municipales», subrayaron desde el Ayuntamiento de Eivissa el pasado sábado tras dar cuenta de la polémica resolución judicial.