Mariano Juan y Javier Torres. | Consell de Ibiza

1

El vicepresidente primero y conseller de Infraestructuras Viarias, Mariano Juan, y el vicepresidente segundo y conseller de Transportes del Consell Insular de Ibiza, Javier Torres, han presentado este martes un Plan de adecuación de paradas de autobús que implicará una inversión superior a 6,2 millones de euros en mejoras de las infraestructuras del transporte público, como la creación y renovación de marquesinas y dotación de los elementos de seguridad vial necesarios. Además, los vicepresidentes exigieron, una vez más, al Gobierno que firme un nuevo convenio de carreteras para financiar los proyectos viarios previstos para los próximos 15 años por valor de 100 millones de euros y que supondrán adecuar las infraestructuras del transporte público de la isla.

Este proyecto tan esencial para mejorar las instalaciones del transporte público de las carreteras insulares se basará en las conclusiones del informe 'Propuesta de estrategia de inversión para adecuar las paradas de autobús de la red de carreteras de Ibiza', encargado por el Departamento de Transportes en la empresa Gradual Ingenieros. El estudio ha identificado 691 paradas de autobús, de las que 340 son titularidad del Consell.

«Desde el Departamento de Transportes encargamos este estudio para tener una diagnosis objetiva del estado de las paradas de autobús de Ibiza y así conocer cuáles son las principales carencias en esta materia en la isla. Con este documento, el Departamento de Infraestructuras Viarias podrá planificar sus proyectos teniendo en cuenta las actuaciones necesarias para mejorar las infraestructuras del transporte público», ha explicado Torres.

«Con este Plan integral, cambiamos la forma de trabajar del Consell de Ibiza: hasta este momento nos hemos limitado a aprovechar las obras de las carreteras para mejorar las marquesinas, ahora se adecuarán las infraestructuras en sí mismas, para dotar isla de las paradas de autobús que Ibiza merece», ha explicado el vicepresidente Mariano Juan. En cuanto a las prioridades de actuación, a partir del análisis de los elementos que garantizan la seguridad vial (la visibilidad, iluminación, acceso peatonal a la parada, protección peatonal, señalización vertical, visibilidad, apartadero y marquesinas) se han extraído las siguientes conclusiones:

· En 46 paradas de autobús (13,53%) no es necesaria ninguna actuación relevante.

· A 165 paradas de autobús (48,53%) son necesarias mejoras puntuales.

· 129 paradas de autobús (37,94%) se requieren actuaciones integrales.


Respecto a las zonas de actuación identificadas, haría falta mejoras en el Tramo del EI-300/EI-200 hasta Santa Eulària, en el EI-700, en el EI-200 Santa Eulària–St. Carlos, en el EI-100, en el EI-631, en el tramo St. Miquel–Puerto San Miguel, en el EI-400, en el EI-300 San Juan–Portinatx y, por último, en el EI-321 San Juan–Cala de San Vicente.

Teniendo en cuenta los resultados de los indicadores de seguridad mencionados anteriormente, los consejeros han destacado algunos datos:

· El 85% de los puestos presentan una visibilidad adecuada.

· El 80,29% tiene algún tipo de acceso peatonal definido. Por ejemplo, todas las paradas de las carreteras EI-10, EI-541, EI-600, EI-631 y EI-900 cuentan con un acceso definido por los peatones.

· El 39,12% de las carreteras cuentan con iluminación por los usuarios del transporte público. De hecho, las carreteras EI-10, EI-600 y EI-800 tienen iluminación en todas las paradas.

· El 51,18% de carreteras cuenta con protección adecuada para los peatones. En este sentido, destacan el EI-600, el EI-300, el EI-400, el EI-700 y el EI-800.

· Un 43,24% de paradas disponen de señalización vertical homologada. Vuelve a destacar en este aspecto el EI-600 porque todas las paradas disponen de señales verticales. Este porcentaje es inferior en el caso de la señalización horizontal, con el 37,35% de este tipo de señales.

· El 65,69 %, 223 paradas, cuentan con apartadero, pero un total de 117 paradas no disponen de este elemento de seguridad.

· Hay marquesinas en el 42% de las paradas de autobús.

Para llevar a cabo todas estas actuaciones de mejora de las paradas de autobús en la red viaria insular, la inversión económica prevista en cada una de las carreteras sería la siguiente:

Las actuaciones con un mayor gasto económico, con 924.151.45 euros, se ejecutarían en el EI-200, donde con 38 paradas se encuentra el 11,18% del total de las 340 insulares. La segunda inversión más importante, de 872.751,19 euros, se haría en el EI-700, la carretera que conecta Sant Josep con Sant Antoni.

«El ambicioso proyecto del EI-700 que ya presentamos también contempla paradas de autobús más seguras y cómodas. Si el Gobierno central se comprometa a firmar cuanto antes este convenio de carreteras, el Consell de Ibiza podría adelantar el dinero, ejecutar las obras y mejorar las infraestructuras del transporte público», ha concluido Juan.

Asimismo, el vicepresidente ha invitado a los ayuntamientos a «sumarse a esta transformación» explicando qué «el Consell de Ibiza les ha facilitado un listado de qué paradas son de competencia insular y qué municipal» y recordando qué "esta legislatura el Consell de Ibiza ha puesto en la mesa de los ayuntamientos una cantidad de dinero sin precedentes, 2,5 millones de euros, en el marco del Plan5 de inversiones municipales, que pueden destinar, en parte, a esta mejora tan necesaria».