Aitor Morrás, ayer, en BNP

6

El concejal de Movilidad de Vila, Aitor Morrás (UP), indicó ayer que ha pedido al Govern, que preparara la nueva orden de carga y descarga que regulará el sector del taxi en Ibiza, que esta normativa incluya como factor indispensable la «transparencia» del servicio de GPS. Así lo explicó en el programa Bona Nit Pitiüses, de la TEF, en el que también afirmó que no habrá falta de taxis en los próximos días de Semana Santa.

Morrás reclamó a la Conselleria autonómica de Movilidad, dirigida por el socialista Josep Marí Ribas Agustinet, «agilidad» a la hora de redactar esta orden de carga y descarga. Y explicó que, en lo que al uso de los GPS se refiere, es necesario que este sistema funcione con la mayor transparencia posible. En este sentido, el edil puntualizó que esta transparencia ha de beneficiar tanto a los taxistas como a la propia Administración.

«De este modo», aseguró, «los taxistas podrán ver en cada momento cuántos taxis hay en cada parada de cada municipio». Y, en lo relativo a las administraciones, esta transparencia o acceso al sistema mediante el cual se piden los taxis por teléfono, debe permitir que se resuelvan «los conflictos» de forma imparcial. Y puso como ejemplo «los conflictos entre los propios taxistas» o los que se producen con usuarios que, aseguró, no reciben los servicios para los que han llamado al GPS.

«Fundamental»

Noticias relacionadas

El edil de Movilidad, por otro lado, considera «fundamental» que la nueva orden de carga y descarga contemple la desaparición de la prioridad de los taxistas de un municipio a la hora de subir a clientes en las paradas. Morrás se mostró partidario de que «si en una parada hay más gente que taxis, no puede existir esa preferencia». «Si hay más personas que vehículos», abundó, «no tiene que haber esta preferencia para los taxistas del municipio».

El concejal, por otro lado, negó que el calendario de días libres impuesto por su concejalía al sector en Vila vaya a afectar al número de vehículos en funcionamiento esta Semana Santa. Fuentes del sector indicaron ayer a Periódico de Ibiza y Formentera que temen que estas libranzas obligatorias reduzcan el número de vehículos en la calle. Algo que Morrás negó de forma taxativa. El edil recordó que el calendario de verano del sector del taxi nunca ha sido aplicado en el mes de abril por lo que puso en duda que, sin haber hecho cambios en este sentido, vaya a afectar al número de taxis operativos en estos primeros días de la temporada turística.

Aitor Morrás también se refirió en la entrevista a cuestiones como el cambio de sentido de las avenidas de la ciudad, que fue aprobado meses atrás por el Consistorio. El objetivo es que la entrada a Vila solo pueda hacerse a través de Ignasi Wallis y que la salida sea por la avenida de Santa Eulària. «Este cambio», aseguró, «será beneficioso para la ciudad». Pero también culpó al Consell d’Eivissa de que aún no se haya hecho efectivo pues la institución insular no comparte la postura del municipio. No obstante, Morrás subrayó que este cambio de sentido «dará más fluidez al tráfico» en la ciudad y permitirá reordenar los pasos de peatones de la confluencia de la calle Bartolomé Roselló con las avenidas de Ignasi Wallis e Isidor Macabich. Morrás, además, insistió en que «cuando una vía con dos direcciones pasa a tener solo una, esto se transforma en una mejora de la fluidez del tráfico».

En la entrevista, finalmente, Morrás defendió la creación de la oficina de acompañamiento para inquilinos y propietarios y la política de obras del Consistorio, que está recibiendo duras críticas desde diferentes sectores.