Agentes de la Policía Nacional escoltan al detenido. | Policía Nacional

2

Agentes del grupo UCRIF de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Policía Nacional en Ibiza han detenido a un hombre de origen argelino por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de favorecimiento de la inmigración ilegal.

Según informaron ayer fuentes policiales, este individuo era presuntamente el patrón de la patera arribada el pasado martes con 12 migrantes que fueron interceptados deambulando por ses Figueretes tras ser desembarcados. Buena parte del grupo, ocho de ellos, fueron localizados en torno a las 04.40 horas del pasado martes cuando caminaban completamente mojados por la calle. Los ocho hombres de origen guineano fueron trasladados a dependencias policiales y asistidos por Cruz Roja que realizó un primer triaje para comprobar su estado de salud.

Cuatro de ellos manifestaron ser menores de edad, por lo que se activó el protocolo con Fiscalía y el médico forense al objeto de realizar las correspondientes pruebas radiológicas y determinar su edad, comprobando que tres de ellos eran menores, por lo que fueron ingresados en un centro de menores de Ibiza. Este grupo declaró que en la patera viajaban 12 personas que se separaron al desembarcar, siendo el resto de inmigrantes de origen argelino.

Noticias relacionadas

La patera fue localizada a la deriva esa misma mañana y trasladada hasta el puerto de Ibiza, localizándose en el interior 12 chalecos salvavidas, lo que confirmaba lo manifestado por los inmigrantes guineanos. Se estableció un dispositivo de búsqueda, y fueron localizadas otras cuatro personas en la tarde del mismo día cuando se dirigían hacia el puerto de Botafoch con la intención de trasladarse a la península.

La investigaciones de la Policía Nacional confirmaron que la embarcación había partido la tarde del lunes desde Argelia, así como la identidad de la persona que habría organizado el viaje y patroneado la embarcación durante el trayecto.

En las investigaciones se determinaron también las circunstancias del viaje, lugar de origen, el tiempo que duró la travesía y «se comprobaron las pésimas condiciones en las que habían viajado, completamente hacinados, sin espacio para moverse y el miedo que habían pasado».

En vista del resultado de la investigación, se procedió a la detención del supuesto patrón como presunto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de favorecimiento de la inmigración ilegal.