11

La inmobiliaria Mondialité comercializa en el portal Idealista la parcela ubicada en el número 3 de la calle Barbaria, en el barrio de Talamanca de la ciudad de Ibiza, para la que la Demarcación de Costas de Baleares ha aceptado fijar un nuevo deslinde que solo afecta a esta propiedad y no al resto de viviendas ubicadas en la misma línea de mar, tal y como ya avanzó Periódico de Ibiza y Formentera este pasado fin de semana. Pide por este terreno y el proyecto de construcción de una mansión en el mismo 4,5 millones de euros y asegura que se trata de «una gran oportunidad de negocio para rentabilizar con el uso vacacional».

La modificación del deslinde contó con el beneplácito del Ayuntamiento de Ibiza, cuya actuación ha sorprendido a expertos en urbanismo del municipio consultados por este periódico, que han destacado la gran celeridad con la que el Gobierno del socialista Rafa Ruiz informó sobre el cambio propuesto por Costas. El Consistorio tardó solo un mes en emitir el informe, que fue solicitado por la Demarcación de Costas a finales de julio de 2020, en plena pandemia de COVID-19 y cuando la Administración estaba prácticamente paralizada. La respuesta municipal llegó semanas tarde, cuando aún agosto no había acabado. «Es insólito», señalaron las mismas fuentes, que también consideran «increíble» que Costas haya modificado el deslinde para beneficiar a una única parcela y no para todas las de la zona que se encuentran en la misma situación. «Sin esa modificación», añadieron, «ahí se podía construir muy poca cosa. La parcela ha ganado un valor que, sin el cambio de Costas, no hubiera tenido nunca».

El plano que muestraque el proyecto de mansión tiene varios niveles. Se prevé, además, un elevador para trasladar los coches al garaje, accediendo a la planta sótano, que tiene capacidad para tres vehículos.

En el anuncio se indica que la propiedad, «con más de 500 metros cuadrados», está en construcción y que ofrecerá a su próximo dueño «el privilegio de tener las mejores vistas del área de Talamanca». «El terreno», añade, «está ubicado en lo alto, con un proyecto de construcción con acabados de lujo dispuestos en varias plantas y todas las comodidades propias del auténtico real estate».

El proyecto contempla la construcción de una villa con cuatro habitaciones «amplias y luminosas con baño en suite». Tendrá, además, dos aseos, «uno de cortesía y otro para el servicio». Este último, el servicio, contará con su propia habitación. Según el proyecto, esta mansión tendrá cocina equipada, un gran salón con comedor y áreas de descanso con vistas al mar, lavandería, despensa, gimnasio, piscina, garaje, jardín privado y plataforma elevadora.

Se trata de una villa de lujo, «perfecta para inversores», totalmente vallada y con «vistas panorámicas al mar y a la montaña». La parte exterior «está diseñada con diferentes espacios de chill out y relax a diferentes niveles» y alrededor de la piscina, que tendrá vistas al mar. Ubicada «a pocos pasos de la playa», esta residencia se construirá «en diferentes niveles con vistas al mar, junto con los poderosos ventanales y zonas totalmente acristaladas». Todo ello con el fin de que «el sentimiento en su interior esa el de vivir en una cápsula en medio de la naturaleza y el mar Mediterráneo».

El inmueble contará con «elevador para trasladar los coches al garaje, accediendo a la planta sótano con capacidad para tres vehículos». «El emplazamiento», añade la inmobiliaria, «es exclusivo, en un área en continua revalorización año tras año».

La promotora del proyecto es Talamanca Mar SL, vinculada al ex directivo del RD Espanyol, José Luis Perelló Picchi, hijo del ex presidente del RCD Espanyol, Francesc Perelló, fallecido en 2003. José Luis Perelló, además de ser titular de varias empresas vinculadas al sector textil catalán, ostenta en estos momentos una de las vicepresidencias de la fundación del RCD Espanyol. En algunos registros de empresas, Perelló figura como administrador único de Talamanca Mar SL. En otros se indica que dimitió de este cargo y que fue sustituido por Beatriz Perelló Picchi.

El proyecto lo firma el estudio de arquitectos Ribas y Ribas, autores de otros edificios en la isla como el Life Marina, diseñado en colaboración con Jean Nouvel.