Imagen del atasco que se produjo el viernes pasado y que se extendió durante varios kilómetros.

33

El descomunal atasco registrado el pasado viernes por la noche en el carril de acceso al aeropuerto de Ibiza sigue provocando la indignación de muchos taxistas de la isla. De hecho, algunos grabaron un vídeo para demostrar que no son los culpables de las largas colas que, en ocasiones, se registran en la zona de llegadas de la terminal. En las imágenes queda demostrado cómo, en una noche de junio aparentemente normal, era totalmente imposible acceder al aeropuerto para desesperación de muchos.

La longitud del atasco era tal que, en algunos momentos, la cola de vehículos llegó a la altura de Exclusivas Miró e incluso se alejó de esta nave en dirección a Sant Jordi.

Desde Aena, manifestaron este miércoles a Periódico de Ibiza y Formentera que aquel día no se cerró ningún aparcamiento ni hubo incidencia alguna que pudiera provocar el bloqueo de los accesos, aunque el aumento del tráfico y la alta ocupación de vehículos durante estas semanas provocan que, en momentos de mucha actividad, se circule de forma más lenta, según indicaron fuentes de Aena.

Preguntados por la posibilidad de habilitar otros accesos para agilizar el servicio de taxi, desde la entidad explicaron que el aeropuerto tiene un solo punto de llegada al edificio terminal, por lo que no hay posibilidad de que los taxistas entren por otro lugar.

Sant Josep

El Ayuntamiento de Sant Josep, por su parte, reconoció que podría sugerir a Aena determinadas mejoras para evitar estas indeseadas situaciones, aunque recordó que el acceso al aeropuerto a partir de la conocida como ‘rotonda de la Ponderosa’ depende únicamente del ente nacional, que es quien regula el tráfico en el interior del recinto.

Para valorar lo sucedido, el colectivo de Élite Corsaris d´Eivissa consideró que dicho recinto se ha quedado «pequeño y obsoleto» y, aunque se haya ido reformando la terminal, nada ha cambiado para mejorar los accesos al aeropuerto de Ibiza, a pesar del continuo incremento de usuarios.
«No hay nadie que vigile, que ponga un poco de orden. Llamas a la policía y, como no tiene efectivos, hace lo que puede. El aeropuerto debería contemplar contar con vigilancia privada y poner un poco de orden», insistió el portavoz Lolo Ruiz.

Desde Élite recordaron también que la señalización en la zona es la misma que hace años y, en ocasiones, provoca tal confusión que los usuarios, al intentar salir de un lugar donde han entrado por error, pueden llegar a bloquear los accesos.

«Tienen que buscar una solución rápida para este verano porque incluso durante la pandemia, cuando hubo menos turismo, los accesos se colapsaban. Este verano será un caos hasta octubre en caso de no aplicar una solución provisional», consideró Ruiz.

Tampoco la puesta en marcha del nuevo edificio de aparcamientos evitará la situación de colapso en las instalaciones aeroportuarias de Ibiza, manifestó.

«No se puede pretender, con la cantidad de coches que hay, utilizar la misma entrada de siempre. Es vergonzoso lo que pasa en el aeropuerto», insistió Ruiz. Desde Élite lamentaron además que «de estas situaciones se aprovechan los piratas».

Alejandro Cardell, presidente de la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza, destacó que las colas en las carreteras de la isla no son algo nuevo, aunque es difícil recordar un atasco como el registrado la pasada semana en la carretera del aeropuerto.

«Algunos días está habiendo colas en los accesos a Es Codolar, tanto en las entradas como en las salidas. Se forman atascos en la descarga del taxi porque también se juntan autobuses o furgonetas y eso que aún no hemos llegado a julio. Seguramente, estas escenas se repetirán», declaró.

Libranzas en Vila

El presidente de los taxistas autónomos en Vila, Alejandro Cardell, aprovechó además para reiterar que «no tiene sentido»que el Ayuntamiento obligue a parar el taxi un día a la semana, también en temporada.

«No tiene sentido porque hay gente esperando, hay trabajo, y cerrar la empresa nos deja en desventaja en relación a los demás taxis de la isla. Es un perjuicio para la empresa y, reiteramos, es coartar la libertad de pactar los días de libranza con tus empleados», criticó Cardell.

Desde la asociación no quisieron cifrar las pérdidas económicas que esta normativa les haya podido causar. «Nos quitan la libertad de sacar un dinero cuando podemos ganarlo», concluyeron.