Ana Gordillo tras la asamblea general ordinaria celebrada ayer en Six Senses donde fue reelegida presidenta de los hoteleros. | Marcelo Sastre

12

Tras dos años sin asamblea, la Federación Hotelera de Ibiza y Formentera (Fehif) reeligió este miércoles por unanimidad a Ana Gordillo como presidenta en su Asamblea General Ordinaria que tuvo lugar en el resort Six Senses de Ibiza.

El resto de miembros elegidos para conformar la ejecutiva fueron: vicepresidente Antonio Domenech (director general de Vibra Hoteles) secretario Pedro Matutes (director general de Sirenis Hotels and Resorts), tesorero Vicent Torres (general manager de Invisa Hoteles) y gerente Manuel Sendino.

Un evento en el que los socios asistentes expresaron su preocupación por las esperas de sus clientes a los servicios de taxi y las colas en las paradas que en algunos casos ha supuesto la pérdida de vuelos. Según Gordillo se llegan a dar demoras de 30 minutos en la espera de servicios pedidos por teléfono. Un problema que señalaron que es generalizado en todos los municipios de la isla.

«El servicio público que se da a los turistas no es acorde con el servicio privado que nosotros damos en sector. Por ello instamos tanto al Consell como a los ayuntamientos a que se pongan las pilas y busquen soluciones para ofrecer una imagen acorde a a nuestro destino» pidió la presidenta de los hoteleros.

Estabilidad

Consideró que es necesaria una mayor previsión por parte de las instituciones a la hora de poner en marcha el servicio estacional de taxi que se adecúe a la situación turística, dado que desde inicios de junio los hoteles ya están llenos y a pleno rendimiento.

A este respecto recordó que el mes de abril ya tuvo un nivel de ocupación igual al de 2019, lo que hacía prever una temporada con alta ocupación. «Ya se anunciaba este incremento de la actividad después de dos años de pandemia y de ahí que reivindiquemos a las instituciones que valoren tomar medidas previendo lo que puede pasar.

El segundo turno de taxis estacionales en los municipios con este sistema no se puso en marcha hasta el 15 de junio, por lo que hasta esa fecha sólo estaba activa la mitad de la flota.
A pesar de ciertas medidas anunciadas por parte de los municipios de la isla, como adelantar el segundo turno o la convocatoria de pruebas extraordinarias de licencias ante la falta de conductores, desde el sector hotelero indican que no se ha percibido una mejora suficiente del servicio.

También existe preocupación por el retraso y cancelación de vuelos, tanto por problemas de las compañías como por las huelgas de trabajadores, algo que supone «dejar un mal sabor de boca» en los turistas y repercute en la experiencia.

También se abordó en la reunión la preocupación que existe entre los empresarios respecto a qué impacto tendrá la inflación en las cuentas de resultados de los hoteles.

«A pesar de los buenos datos de ocupación, una inflación al 8% tiene un impacto directo sobre las empresas. Algunas han tenido que aumentar el precio de las reservas de sus hoteles porque todo es muchísimo más caro», advirtió la presidenta.

La nueva Ley de Medidas urgentes para la sostenibilidad y la circularidad del turismo en Baleares también se abordó durante el encuentro, tras su entrada en vigor una vez publicada en el BOIB la semana pasada.

Por el momento todavía se está evaluando el detalle del texto legal, pero finalmente no se ha modificado mucho respecto al decreto ley que se puso en marcha en febrero.