Pleno celebrado en el Ayuntamiento de Ibiza este jueves. | Marcelo Sastre

15


El 40% de los casi 500 trabajadores con que cuenta el Ayuntamiento de Ibiza tiene un contrato temporal. La denuncia la formuló ayer el portavoz del PP, José Vicente Marí Bosó, durante la celebración del Pleno correspondiente al mes de junio. El concejal popular acusó al alcalde, el socialista Rafa Ruiz, de ser «el patrono que más precariza» y señaló que, entre 2018 y 2021, el número de contratos temporales por parte del Consistorio se ha incrementado en un 68%.

Marí Bosó aseguró con ironía que el departamento de Recursos Humanos, dirigido por la socialista Estefanía Torres, es «un organismo vivo» y acusó a su responsable de utilizar la figura de los contratos temporales para cubrir puestos «estructurales». El edil recordó que el Gobierno de Ruiz justifica «con necesidades urgentes» estas contrataciones a pesar de que estos puestos «deberían cubrirse con ofertas públicas de empleo». «Son ustedes los precarizadores de las condiciones laborales de los trabajadores del Ayuntamiento», denunció.

«Desertizado»

No quedaron ahí las críticas del portavoz del PP, que también acusó a PSOE y Unidas Podemos de «tener los departamentos desertizados». Recordó que los conservadores apoyaron en su momento a Ruiz en la contratación de un director de Recursos Humanos. Algo que lamentó porque, dijo, «pasa más tiempo en su pueblo que aquí». A todo esto sumó el retraso en la aprobación definitiva de la relación de puestos de trabajo del Consistorio, elaborada por una empresa externa y que hoy, según Marí Bosó, «duerme en un cajón», aunque «la modifican para hacer trajes a medida».

A estas críticas respondió Estefanía Torres responsabilizando al PP de la «desertización de las Administraciones Públicas» por los recortes de los gobiernos de Mariano Rajoy y añadió que el Ayuntamiento ha tenido en estas dos últimas legislaturas «las plantillas casi al 100% salvo la de la Policía local».

Noticias relacionadas

Torres, finalmente, repasó las actuaciones de su departamento en materia de recursos humanos y destacó, entre otras, la implantación de la jornada de 35 horas y las diferentes ayudas y complementos que perciben ahora funcionarios y trabajadores laborales.

El concejal del PP Juan Flores exigió ayer al Gobierno del socialista Rafa Ruiz retirar la «cantera» que, aseguró, «han montado en el solar de Santa Margalida» para la remodelación de la avenida de Isidor Macabich. Flores recordó que un promotor privado no podría hacer estas actuaciones y acusó a Ruiz y su equipo de «no tener piedad».

El edil llevó a Pleno la posibilidad de que el Consistorio lleve a cabo diferentes actuaciones para paliar el perjuicio económico que están causando estas obras a los comerciantes y residentes de la zona. Actuaciones como la supresión del pago de la tasa de recogida de basuras. Sin embargo, la concejala de Comercio, Desiré Ruiz Mostazo, rechazó esta posibilidad porque, dijo, no se puede suprimir legalmente la tasa. Lo que sí hará el Consistorio es bonificar esta hasta un 50% mientras duren los trabajos de la remodelación.

Ruiz Mostazo recordó que el Gobierno municipal ya ha activado otro tipo de iniciativas para responder a las denuncias de comerciantes y vecinos por las molestias. Pero también dejó claro que el Ayuntamiento seguirá adelante con las obras a pesar de la temporada turística porque «son necesarias». «Sobre todo por lo que no se verá», añadió, «como la transformación integral de esta avenida».

El apunte
Gisela Revelles

Nuevo plan de sombras en los parques infantiles

Gisela Revelles

A propuesta de Ciudadanos, el pleno del Ayuntamiento de Eivissa dio este jueves luz verde a la redacción de un plan cuyo objetivo será dotar a los 29 parques infantiles del municipio de los elementos necesarios para dar sombra a sus usuarios. Y es que, según denunció el portavoz de esta formación, José Luis Rodríguez, hay parques en los que el suelo llega a alcanzar temperaturas superiores a los 60 grados en los días de más calor.

Aunque el Gobierno de Ruiz votó a favor de este plan, la concejala Elena López subrayó que «hay determinadas horas en determinados momentos del año en los que los niños no deberían estar en el parque».