Imagen de archivo de un bullicioso día de este verano en el  aeropuerto de Ibiza. | Marcelo Sastre

18

La segunda quincena de junio terminó en las Pitiusas con ocupaciones hoteleras superiores al 80%. En relación a todo el mes, las islas registraron una ocupación del 86,22%, casi un 70% más en comparación con el mismo periodo del pasado año. La recuperación turística es para la gran mayoría una realidad, aunque desde Formentera reconocen que sus expectativas, en este inicio de temporada, no se han cumplido.

Ibiza logró vender en junio el 87% de plazas turísticas (+73%) y Formentera, el 77,43% (+45,3%).

Todas las zonas turísticas de Ibiza registraron el pasado mes ocupaciones hoteleras de más del 85%, rozando en algunos casos como Sant Antoni y    su bahía y la zona norte el 89% de ocupación.

En el acumulado de la temporada, las Pitiusas lograron entre mayo y junio una ocupación del 76,55% frente al 48,27% de 2021.

Solo en Ibiza, el acumulado se situó en un 78,24% de ocupación hotelera.

Patronales como Caeb valoraron ayer estas cifras. Su vicepresidente en las Pitiusas, José Antonio Roselló, consideró que los datos «son muy buenos y coherentes con lo esperado» puesto que coinciden con los flujos de personas que se están observando en las últimas semanas.

Valoraciones desde Ibiza

«Es obvio que se ha recuperado el nivel de turismo. Los datos reflejan, una vez más, la pujanza de Sant Antoni y bahía debido a su evolución de los últimos años puesto que es un punto de atracción cada vez mayor. También, destacar la importancia de la zona norte», explicó Roselló.

Para el vicepresidente, «choca un poco el tema de Formentera», donde la recuperación turística se estaría ralentizando.

«No es que la isla sufra menos presión turística puesto que allí hay mucha visita de un día y, por tanto, pueden sufrir la misma presión que Ibiza», afirmó.

La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de las Pitiusas, Ana Gordillo, reconoció su satisfacción por estas cifras que demuestran que «ya se respira un poco de normalidad porque se aproximan mucho y son muy parecidos a los datos prepandemia». En este sentido, Gordillo puntualizó que, en junio de 2019, en Ibiza se registró una ocupación del 87,5%, por lo que la diferencia con el presente año en mínima.

También destacó que todas las zonas de Ibiza se asemejan en resultados,    así como el gran volumen de visitantes registrados durante la segunda quincena del mes. «Julio parece que seguirá por esta línea», afirmó.

Formentera

Formentera cerró junio con un 77,43% de ocupación, un 45,3% más en comparación con el mismo periodo del año pasado. Durante la segunda quincena de agosto se vendieron en la isla un 82% de plazas turísticas, aunque el dato más llamativo es el que hace referencia al acumulado de la temporada y que indica que, entre mayo y junio, se ha registrado una ocupación hotelera del 60% frente al 41,71% de 2021.

Desde el Consell de Formentera aseguraron que la valoración de los datos es positiva, siendo conscientes de las dificultades existentes motivadas por la inestabilidad política y económica que pueden causar conflictos como la guerra de Ucrania y la posterior subida de precios. La institución, ante ello, aseguró apostar por diversificar mercados y reforzar las acciones promocionales de postemporada.

El presidente de la Asociación Hotelera de Formentera, Juanma Costa, consideró que la parte positiva es que ya se registran cifras que se sitúan «dentro de la normalidad» y que se acercan a los resultados que se alcanzaban antes de la pandemia. «Es cierto que hay un descenso de más del 5% en comparación con el año 2019 y, por tanto, en Formentera todavía no podemos decir que estamos en niveles prepandemia», afirmó.

Para Costa, las negativas noticias difundidas sobre la isla en relación a la falta de limpieza en las playas o a la polémica por las concesiones de kioscos y chiringuitos pueden haber afectado. También, las quejas recibidas por parte de usuarios sobre estas cuestiones. «Es cierto que las previsiones para julio y agosto parece que serán positivas, aunque en Formentera teníamos unas expectativas muy altas para el inicio de temporada y ahora vemos que los resultados no han sido así», lamentó Costa.   

Mayo acabó en Formentera con un 43,27% de ocupación y junio, con el 77,44%. Para el presidente de la patronal, estos resultados se deben a «un cúmulo» de circunstancias.    Costa se refirió al incremento de precios en la isla, aunque consideró que, en el caso de los hoteles, «tampoco es que haya sido desmesurado». «En Formentera, nos deberíamos preocupar un poco de aquello que estamos haciendo y corregirlo», concluyó.