La ducha de una furgoneta camperizada que se alquila por días.

22

En la temporada de la vuelta a la normalidad tras la pandemia, en Ibiza es difícil encontrar alojamiento para el mes de agosto. Sin embargo, sin hacer una búsqueda muy exhaustiva, todavía se puede encontrar algo disponible. En la plataforma de alquiler vacacional Airbnb podemos alquilar entre el 15 y el 18 de agosto algunas habitaciones, apartamentos en edificios plurifamiliares, autocaravanas e incluso una yurta que nos permitirán pasar unos días en la isla en la opción que más se adapte a nuestros intereses.

A pesar del acuerdo entre Airbnb y el Consell de Ibiza para colaborar en el control de los anuncios que se hacen en la plataforma, perviven ofertas más o menos escandalosas de alquileres turísticos ilegales. Airbnb se comprometió a retirar los anuncios cuando el Consell de Ibiza notifique una resolución administrativa firme, incluidas las medidas cautelares.

En las fechas indicadas había disponibilidad de 224 alojamientos de los que 36 eran manifiestamente ilegales. También se ofertaba alojamiento en 38 embarcaciones.

Vehículos o infraviviendas

Para poder dormir donde uno quiera está la opción de la casa móvil. Cuatro anuncios de furgonetas y autocaravanas se pueden encontrar para los días consultados. Eso sí, deberemos ir moviendo el vehículo e ir con cuidado a la hora de extender cualquier elemento de acampada, algo prohibido en el Plan Territorial Insular.

Si se quiere disfrutar de una Experiencia aventurera, destaca una furgoneta Renault Express camperizada. «Duerme en la naturaleza, despierta y conduce hasta la costa oeste, donde encontrarás las playas más bonitas. Disfruta de la gran puesta de sol en Es Vedrá, disfruta de la vida nocturna de la ciudad de Ibiza y duerme con vistas al mar. ¡Este podría ser uno de tus días en Ibiza!», explica a modo de reclamo el propietario. El vehículo incluye ducha, que permitirá al huésped asearse al aire libre. Precio: 130 euros la noche.

El que quiera disfrutar del contacto con la naturaleza en un alojamiento estático, puede optar por alguna de las infraviviendas anunciadas. Hay dos disponibles: una yurta y una tienda de campaña.

‘El templo del bosque sagrado’ es como ha bautizado el propietario la yurta, algo más grande que la que ya desmanteló el Consell el año pasado. Está en Santa Gertrudis y el anuncio destaca la facilidad de aparcamiento. En las fotos se puede ver que dispone de un baño seco en el exterior con el que podemos obtener compost para las plantas de los excrementos de los huéspedes. «Sencillo, rústico, auténtico y natural», se ofrece la posibilidad de «asistir a ceremonias de sanación tradicionales dependiendo de las fechas». Precio: 210 euros la noche en oferta especial.

Apartamentos y habitaciones

Si lo que queremos es una estancia de lujo, en el edificio Boas tenemos la oportunidad de disfrutar de unas excelentes vistas a Dalt Vila desde este singular complejo de apartamentos. Nos alojaremos en el edificio diseñado por Jean Nouvell, uno de los más emblemáticos del entorno de paseo marítimo. El anfitrión nos indica que el apartamento tiene una habitación y dos baños, un bonito salón y cocina americana además de una amplia terraza. El sofá cama del salón permite el alojamiento de hasta tres personas en el apartamento. Precio: 700 euros la noche.

Pero si nos conformamos con algo más sencillo y asequible, podemos optar por una de las múltiples habitaciones ofertadas. Las hay más cuidadas y otras sin el mínimo cuidado por la estética. Entre estas últimas una ofertada en Sant Josep, donde parece que el propietario acabase de estirar las sábanas rápidamente antes de irse al trabajo. Sobre la mesita de noche se puede ver mechero y tabaco, además de colonia. El anuncio no especifica si los amenities van incluidos en el precio: 550 euros la noche. Sin evaluaciones, por el momento.

El apunte
Isaac Vaquer Ferrer

El edificio ‘Las Boas’ no ha podido ser visitado por los encargados de hacer el censo de Vila

Isaac Vaquer Ferrer

Los encuestadores que integran el servicio de asistencia técnica y consultoría para la actualización del padrón municipal y el censo de la ciudad de Ibiza, no pudieron acceder al edificio ‘Las Boas’, en el que se ofrece uno de los alquileres vacacionales que aparecen en esta información, debido a que la seguridad del edificio les impidió el acceso, según informaron desde el propio Ayuntamiento. Una situación que se repitió en varios complejos de viviendas del paseo Juan Carlos I de Ibiza, según indicaron los responsables del estudio. Desde el Consistorio advirtieron que si no se permite el acceso a los encuestadores del censo en algún bloque de viviendas, se optará por acudir con la Policía Municipal para poder ejecutar estas tareas. El juzgado de Primera Instancia número 3 de Ibiza dictaminó, de manera cautelar, el cese inmediato de la comercialización para uso turístico de viviendas en el edificio Las Boas de la ciudad de Ibiza en un auto judicial emitido este año.