Vivienda - Ocupaciones en ses Feixes des Prats de ses Monges

«Prefiero vivir en ses Feixes sin luz ni agua que volver a mi país»

| |

Valorar:
preload
Noki juega con su perro Chili, al que considera como un hijo, en el interior de la infravivienda que ocupa en la zona de ses Feixes des Prat de ses Monges de Vila.

Noki juega con su perro Chili, al que considera como un hijo, en el interior de la infravivienda que ocupa en la zona de ses Feixes des Prat de ses Monges de Vila.

21-02-2017 | Toni Escobar

Un camino de tierra flanqueado por deteriorados portales de feixa y canales contaminados conduce a la casa de Noki, una tailandesa de 55 años, que ocupa una de las casas abandonadas de ses Feixes des Prat de ses Monges de Vila.

Ella es una de la decena de okupas que todavía viven en este degradado humedal de origen islámico que sigue siendo la asignatura pendiente de los sucesivos gobiernos insulares y locales que apenas han dado tímidos pasos para su recuperación.

Un viejo somier oxidado sirve de valla para cercar la casa donde vive desde hace seis años junto a Chili y Nin, sus dos perros, y con un compañero con el que comparte habitación y que le permite sentirse más segura. La gente que vive aquí se encuentra en una situación muy dura y subsiste como sea. Por eso, los robos son habituales entre los propios vecinos, que entran en casas ajenas buscando algo de dinero, ropa o incluso comida.

Sin embargo, este no es el único riesgo de vivir en ses Feixes. Muchas personas, especialmente cuando caminan bajo los efectos del alcohol, se caen en los canales, llenos de agua contaminada y excrementos de los propios residentes, con el consiguiente riesgo para su salud. La humedad, que acentúa el calor del verano y el frío del invierno, también es muy perjudicial para Noki. Tiene asma y bronquitis y ha tenido que ser ingresada en el hospital en numerosas ocasiones por este motivo. Desde hace unos días tiene ventanas pero, hasta ahora, tapaba los agujeros de las paredes con colchones.

Aún así, asegura que no volvería a su país de origen Tailandia, donde vivía en una región fronteriza con Vietnam en la que solo había campos de arroz: «Aquí me puedo buscar mejor la vida porque hay más dinero».

Noki se gana la vida vendiendo ropa de segunda mano en el mercadillo de Sant Jordi y las pulseritas y los pendientes que ella misma hace. Con el poco dinero que gana subsiste en una casa que no tiene ni luz ni agua corriente. Cada semana usa unas doce garrafas de agua para cocinar y ducharse que llena en el pozo de Sant Rafel ayudada por un amigo que le lleva en coche. Tampoco tiene nevera y por eso tiene que comprar y cocinar cada día. Hoy va a preparar pechugas de pollo, puerro, manzanas y patatas. El pollo lo ha comprado al 30 por ciento de descuento porque llevaba unos días caducado. Pero Noki es buena cocinera y elabora con esmero todas las receta que hace en el hornillo de gas en el interior de la casa sin temor a una explosión.

Para iluminarse, utiliza una pequeña placa solar que le permite encender una minúscula bombilla para poder ver cuando anochece. No puede tener tele porque necesitaría una batería de coche para que funcionara. Por eso, se pone la radio y se va a la cama pronto.

Noki pasa muchas horas sola aunque habla a sus perros y a sus muñecas como si fueran su familia. Tiene uno o dos amigos de verdad pero no quiere más: «¿Para qué? Para que me roben?», asegura. Cuando le preguntan por el futuro, no sabe qué responder y se limita a decir: «¿El futuro? Lo veo muy lejos».

LA NOTA

Los 'vecinos' de ses Feixes

Actualmente en ses Feixes viven una decena de personas de diferente perfil. Desde personas mayores que no pueden pagar una casa y encuentran su refugio en una infravivienda del humedal hasta personas con problemas de alcohol y drogas e incluso un enfermo de cáncer.

Belén Torres, trabajadora social del Centro de Día de Cáritas, se encarga de visitar a todas estas personas para comprobar ‘in situ’ en qué condiciones viven para poder ofrecerles una mejor ayuda.

Aunque al principio algunos son reticentes a recibir ayuda, en general aceptan la ropa y los alimentos que les ofrece Cáritas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Pepe LAGARTO DE PINAREJO.
Hace un año

Por lo que veo, son muchos los ciudadanos que me dan la razón, y yo, personalmente, hace años que vengo diciendo de que en España y en Europa sobran inmigrantes y gentes de fuera que solo buscan su propio beneficio en perjuicio de los nacionales. Son muchas las personas de Ibiza las que necesitan las ayudas que recibe esta mujer y a las cuales no se les da. No es racismo es realidad.

Valoración:-1menosmas

yo
Hace un año

como en Alemania, si en 6 meses sigues sin dar palo al agua, expulsión. Europa necesita una gran limpieza de nuevo.

Valoración:3menosmas

Manel
Hace un año

Cada vez tenemos mas sin techo, hay que ir esquivando por las aceras a gente tirada y cuando tengamos el albergue terminado otra oleada que vendra de diferentes puntos de la geografia para disfrutar de las comodidades pagadas de nuestros bolsillos en pleno centro de ibiza.

Valoración:1menosmas

elvira
Hace un año

Hola

No la ayuda Cáritas la ayuda un grupo de voluntarios que con la ayuda que aportan gratuitamente otras personas ayuda a esta sra y a muchos más....

Valoración:7menosmas

Juan
Hace un año

Esta señora debería volver a su país. No es justo que esté parasitando los servicios sociales y la seguridad social sin contribuir. Si en x tiempo, pongamos 3 meses, no tiene trabajo, expediente de expulsión. Y lo mismo va para todos los sintecho no españoles. Y si álguien está en contra, que no hable y que se lleve uno a su casa y que se responsabilice de lo que haga. Que a mí me quitan todos los meses 800 euros de la nómina para luego tener listas de espera de meses, o no poder optar a ninguna ayuda, o tener que pagarme guarderías y comedores.Inmigrantes sí, pero que coticen y que no delincan.

Valoración:6menosmas

NAZARENO CRISTIANO CASTELLANO.
Hace un año

Yo hace muchos años que no quiero saber nada de nada con CARITAS. Muchas otras O.N.G´s mas pequeñas hacen mucho mas, con menos interés y sobre todo con menos publicidad. Ya lo dijo Jesucristo.: Que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha.

Valoración:-3menosmas

Susana
Hace un año

A esta señora le ayudan voluntarios de Cristobal, la voz de los sin techo qye nadie quiere escuchar.

Valoración:4menosmas

Ibiza
Hace un año

Tailandia no es fronteriza con ninguna region de Vietnam!!! Viva la cultura!! Es fronteriza con Laos,Camboya, Myanmar y Malasia. A ver si contrastamos la noticia !

Valoración:20menosmas

maria
Hace un año

Quisiera comentar a esta redactora que la ayuda que recibe está señora viene de parte de voluntarios ...podria corregir la noticia???

Valoración:12menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1