Los dos trabajadores vestidos con uniformes policiales durante la fiesta de reapertura de la discoteca, el pasado viernes 4 de mayo.

22

El pasado viernes 4 de mayo la discoteca Pacha Ibiza celebró una gran fiesta de reapertura por todo lo grande. Después de su primer invierno cerrada al público, la discoteca regresó para mostrar a los más de 5.000 asistentes su nueva imagen tras la gran reforma dirigida por el arquitecto Juli Capellá.

Los invitados VIP fueron citados a las 23 horas en el Hotel Pacha, situado justo en frente de la discoteca. Desde allí fueron acompañados hasta la sala de baile por dos fornidos agentes de la Policía Local, o eso parecían dada la similitud de los uniformes, con sus enseñas y divisas, incluyendo grilletes.

Corte de tráfico

Los «agentes» cortaron el denso tráfico de la Avenida 8 de agosto para que los invitados pudiesen cruzar sin esperar el semáforo de peatones. Y una vez dentro de la discoteca, donde la fiesta ya había comenzado, se subieron a un podio junto a la nueva cabina de dj situada ahora en el centro de la sala y ordenaron cortar la música entre silbidos de los asistentes. Como vieron que no les hacían caso, optaron por comenzar a bailar. Fue entonces cuando quedó claro que se trataba de gogos y no de agentes de la Policía Local.

Informe policial

La Policía Local de Ibiza ha remitido un informe a la Fiscalía por esos hechos que este sábado denunció MC Epic en un comunicado. Este partido destaca que «es especialmente grave que a dicha fiesta acudieran responsables del Ayuntamiento de Ibiza, sin que conste que efectuaran actuación alguna» para impedir lo que consideran «no solo un delito, sino una vergonzosa burla al cuerpo de Policía que presiden y deberían hacer respetar».

Concretamente, EPIC cita en su nota un artículo del Código Penal que, a su juicio, habría sido vulnerado. Se trata del 402 que tipifica la usurpación de funciones públicas.

EPIC reclamó al alcalde Rafa Ruiz que actuase para defender «la integridad de los funcionarios del Ayuntamiento» y «tome las medidas oportunas para esclarecer los hechos y sancionar, si procede, a los responsables». Además, EPIC considera que Pacha debería «pedir disculpas».

Noticias relacionadas

Respuesta

El Ayuntamiento de Ibiza salió al paso de las informaciones explicando que la Policía Local elaboró un informe que fue remitido a la Fiscalía. Sin embargo, el equipo de gobierno informó que según Pacha la vestimenta «era un disfraz» ya usado recientemente por la empresa encargada de la animación nocturna del local en Mallorca y que «no incluye escudos o elementos oficiales», cosa que desmienten las imágenes, donde se pueden ver escudos y placas con gran similitud a las de los uniformes oficiales.

EL APUNTE

Primera denuncia a Pachá por sobrepasar el horario permitido

Según ha podido saber Periódico de Ibiza y Formentera, Pacha fue denunciada esa misma mañana por incumplir el horario de cierre. Al parecer, se había autorizado a la discoteca un horario extraordinario con música hasta las 6:30 horas y el cierre total del establecimiento a las 7:00 de la mañana. Sin embargo, una patrulla pasadas las 7 comprobó que la música seguía sonando y levantaron acta del incumplimiento, momento en que Pacha paró la música y la fiesta concluyó.

La Policía Local considera que puede haberse cometido un delito de usurpación de funciones , previsto en el artículo 402 y siguientes del Código Penal.

El art. 402 dice:«El que ilegítimamente ejerciere actos propios de una autoridad o funcionario público, atribuyéndose carácter oficial, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años».

El art. 402 bis dice:«El que sin estar autorizado usare pública e indebidamente uniforme, traje o insignia que le atribuyan carácter oficial será castigado con la pena de uno a tres meses.